Sixto tacha de "desmesuradas" las medidas que propone Interior porque buscan "criminalizar el enorme rechazo social a los recortes"

El diputado de Izquierda Unida y portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA en la Comisión de Interior del Congreso, Ricardo Sixto, ha tachado de “desmesuradas” las medidas anunciadas hoy por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para endurecer la posibilidad de respuesta policial y judicial ante la convocatoria de manifestaciones. Sixto ha valorado que el Gobierno del PP busca “criminalizar el enorme rechazo social que están generando las propuestas de recorte” que realiza el Ejecutivo con el agravamiento de castigos en el Código Penal.

El parlamentario de IU realizó estas declaraciones en un contacto con los medios de comunicación en la Cámara Baja, en el que advirtió sobre la deriva hacia un “Estado policial” hacia el que parece encaminado el Ejecutivo de Mariano Rajoy. 

“Es retrotraernos a tiempos pasados –indicó-, a tiempos muy alejados. El Partido Popular es consciente de que está teniendo una respuesta social en la calle muy importante y pretende ahora criminalizar lo que son conductas perfectamente asumidas por el conjunto de la sociedad".

Tras su intervención en la sesión de control al Gobierno en la que, a preguntas de su propio partido, expuso sus planes, el ministro Fernández Díaz abundó sobre ellos en declaraciones posteriores a los medios en los pasillos del Congreso, incluida la reforma en la que trabaja junto al Ministerio de Justicia para considerar delito de integración en organización criminal la convocatoria de actos públicos a través de Internet y las redes sociales, que luego puedan derivar en acciones violentas.

Sixto reiteró su “absoluto rechazo” a los planes del ministro del Interior y recordó que IU “está más en la línea defendida por Jueces para la Democracia, que sostiene que el actual Código Penal ya contempla de manera suficiente la tipificación de conductas punibles en estos casos”.

Ricardo Sixto avisó, además, que medidas del calado que pretende el Gobierno pueden tener “un efecto contraproducente y conseguir el efecto contrario al que persiguen” y acaben en que “más gente salga a la calle a protestar”.


(Foto de la galería flickr de ©Adolfo Senabre - fito.com.es)