IU vota en contra del informe 'Cercas', elaborado por los socialistas europeos, al considerarlo "redundante y vacío frente a la dramática situación de los trabajadores europeos"

Hoy se ha aprobado en el plenario del Parlamento Europeo el informe titulado 'Información y consulta a los trabajadores, anticipación y gestión de la restructuración' con el rechazo del europarlamentario de Izquierda Unida, Willy Meyer.

Meyer ha votado en contra del informe del eurodiputado socialista español, Alberto Cercas, al considerarlo "redundante y vacío  frente a la dramática situación de los trabajadores europeos".

El informe, basado en medidas que ya existen en la práctica, desarrolla recomendaciones a la hora de llevar a cabo despidos masivos, estableciendo la prioridad de la competitividad por encima de consideraciones sociales, "motivo por el cual se destruyen diariamente numerosos empleos en los países del sur de Europa como España", señaló Meyer.

Así, el europarlamentario afirmó que "los socialistas intentan hacer pasar este informe como una iniciativa que concede nuevos derechos, cuando en realidad se trata de una serie de recomendaciones vacías con nula fuerza vinculante."

"De ahí que haya sido apoyado por los mismos que han precarizado y degradado la situación de los trabajadores y trabajadoras europeas con sus dañinos reformazos laborales: socialdemócratas, liberales y conservadores", continuó.

Por eso, Meyer ha insistido "desde Izquierda Unida tenemos claro que solo con un importante esfuerzo legislativo podríamos hacer frente a la ofensiva que las reestructuraciones empresariales suponen para la clase trabajadora europea y evitar que el desempleo siga siendo el arma que los grandes capitales europeos están utilizando para degradar la retribución salarial y las condiciones laborales".

En esta línea Izquierda Unida ha pedido tanto al Gobierno español como a la Comisión Europea que se legisle para prohibir, tipificándolo como delito, los Expedientes de Regulación de Empleo en empresas con beneficios.