Cayo Lara defiende que la relajación del objetivo de déficit acordada con la UE debe repartirse “de forma justa” entre las comunidades autónomas

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha defendido hoy en Valladolid que la relajación del objetivo de déficit acordada con Bruselas se reparta “de forma justa” entre las distintas comunidades autónomas en función de parámetros como el número de parados, el grado de envejecimiento de la población o su dispersión. Defendió que debe hacerse así porque “en todas partes hay personas que necesitan la Educación, la Sanidad y los servicios sociales”, por lo que ha indicado que un “reparto equitativo del objetivo de déficit”.

Lara ha reclamado una especial implicación del Gobierno central en ese déficit, ya que han sido los últimos ejecutivos los que “decidieron desfiscalizar” el país con bonificaciones a las grandes empresas y también a las grandes fortunas con la “creación y desarrollo de las Sicav”, mientras que las comunidades autónomas “no pueden hacer reformas fiscales profundas ni luchar tan directamente contra el fraude”.

Valoró que el problema “es de fondo”, por lo que el cumplimiento del objetivo de déficit por algunas autonomías como Castilla y León, desde donde hablaba, “no ha servido para lo que debería”.

Además, el máximo responsable de IU insistió en la idea de que el Gobierno de Mariano Rajoy se encuentra en “la ilegalidad” porque, a su “perdida de legitimidad por su flagrante violación del programa electoral”, se suma la “posible financiación ilegal” del PP, algo que “cada día es más que una evidencia” según se desprende de los distintos casos judiciales abiertos que afectan al partido que lidera Rajoy. Por todo ello, señaló que “sobran razones” para reclamar la dimisión del presidente del Gobierno y la convocatoria de elecciones.

Cayo Lara rechazó el “mensaje de desesperanza” lanzado por distintos miembros del Ejecutivo cuando reconocieron, primero en La Moncloa el pasado día 26 y más tarde en el Congreso, que “al acabar la legislatura habrá 1 millón más de parados”, por lo que lamentó también que el Gabinete del PP haya “renunciado a desarrollar el empleo después de prometer que crearía 3,5 millones de puestos de trabajo”.

Frente al “plan de recortes” del Gobierno, Lara ha defendido el Plan de Empleo elaborado por Izquierda Unida, del cual defendió que sí es compatible con la normativa europea ya que buena parte de la Banca española que se ha convertido en “pública tras ser nacionalizada”. Señaló que “puede pedir préstamos al Banco Central Europeo (BCE) por valor de 40.000 millones de euros y al 0,5 % de interés para poder dar créditos a las pymes y a las familias”, al contrario de la iniciativa del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que busca destinar parte de los fondos del rescate bancario y que iría en contra de las directrices comunitarias.

Durante su jornada de trabajo en Valladolid y en la localidad de Medina del Campo Cayo Lara presentó algunas de las alternativas propuestas por su formación para salir de la crisis y lograr que “la cuarta economía de la Unión Europea pueda situarse en la media de paro, fraude o presión fiscal” del conjunto de los 27.

[En la foto de M. Asenjo, Jose María González, Cayo Lara y María Sánchez]