Willy Meyer señala que la decisión de la Comisión Europea sobre los astilleros "puede llevar al cierre del sector en España"

El eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer rechaza la decisión de la Comisión Europea de obligar a España a devolver la ayudas a los astilleros, ya que “esto supondrá el cierre del sector”.
 
El Colegio de Comisarios de la Unión Europea ha tomado esta mañana la decisión, a propuesta del Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, de multar a España y hacerle pagar las bonificaciones fiscales entre los años 2007 y 2011 por el caso del "tax lease" en los astilleros.
 
En este caso, la multa podría suponer alrededor de 2.000 millones de euros, que deberán pagar inversores y armadores. Directamente no deberán pagarla los astilleros, pero producirá inseguridad jurídica entre los inversores de tal manera que éstos preferirán construir en países donde no puedan ser multados.
 
El mecanismo del "tax lease" es empleado en casi todos los astilleros europeos. Anteriormente Francia fue multada pero su multa fue condonada posteriormente. Esta misma condonación es la que reclamaban los astilleros, ya que de nos ser así tendrá la peor de las consecuencias posibles para ellos, el cierre, lo que supondrá la destrucción de 87.000 puestos de trabajos directos e indirectos para España.
 
A las autoridades españolas se les reprocha la intencionalidad al  conocer el caso francés y seguir actuando. Esto provoca que España siente precedente en el pago de multas que después podrá repetirse en numerosos astilleros europeos.
 
Para el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, "una vez más la Comisión Europea toma una decisión en nombre de la competencia que no beneficia a ningún actor de la economía y que destruye uno de los sectores industriales más importantes del país”. Y continuó: “El sector naval del continente, no solo el español, se verá golpeado por esta inseguridad jurídica que puede suponer esta multa, provocando la fuga de inversores a otros países".
 
“Con esta decisión la Comisión Europea, en aras de la competencia provoca la desindustrialización y el incremento del paro, no solo para el sector español, sino para todo el sector europeo".
 
En palabras de Meyer, “las ayudas fiscales a los astilleros españoles contaron en su día con la aprobación del Gobierno español, y por eso entendemos que debe hacer frente a la responsabilidad del Estado en la devolución de as ayudas”. Del mismo modo, el eurodiputado ha explicado que esta medida adoptada hoy por la Comisión desencadenará un efecto dominó en otro países, como Holanda, que también se benefician del tax lease, y que pueden tener un efecto devastador para todo el sector naval europeo.
 
“Por todo ello –ha finalizado Meyer- es necesario un sistema uniforme de financiación de la construcción naval que evite la guerra comercial entre los estados miembros y promueva el empleo”.
 
Izquierda Unida recibió el día de ayer a una delegación de los sindicatos del sector naval que han acudido a Bruselas para recabar apoyos ante la decisión que supondrá un drama en el sector, ya que se les ha condenado a la desaparición. Así han recibido también el apoyo de la Confederación Europea de Sindicatos que sostiene que esta multa impactará a todo el sector naval de la UE.