IU pide cumplimiento de las leyes y tratados internacionales y reitera la petición de cese o dimisión inmediata del Director General de la Guardia Civil y el ministro del Interior

El Área Federal de Migraciones de IU se congratula de la decisión del Juzgado de Instrucción de Melilla de abrir diligencias penales e investigar la actuación del Delegado del Gobierno y responsable de la Guardia Civil en Melilla por expulsiones irregulares.

Tras la comparecencia del Ministro del Interior en el Congreso de los Diputados el Área Federal de Migraciones de IU no puede más que insistir en que deben asumirse inmediatamente responsabilidades políticas en el Ministerio del Interior, además de exigir al Gobierno el inmediato y escrupuloso cumplimiento de la ley, más aun cuando como estamos viendo, lamentablemente se trata de un asunto de extrema gravedad y en la que hay vidas humanas en peligro. Ha quedado acreditado por parte del propio ministro que se utilizó material antidisturbios para intimidar y presionar a los migrantes que se encontraban en el mar, lo que supone una flagrante vulneración del derecho interno y del derecho humanitario internacional, vulneración de la legalidad vigente y del derecho de auxilio y socorro que igualmente puede derivar en graves responsabilidades penales. 

A tal efecto, debe recordarse que el Convenio Internacional para la seguridad de la vida en el mar de 1974, ratificado por España, obliga a los estados parte a “garantizar la adopción de cualquier medida necesaria para mantener las comunicaciones de socorro y la coordinación en su zona de responsabilidad y para salvar a las personas que se hallen en peligro en el mar cerca de sus costas”. Por el contrario, la actuación de la Guardia Civil se ha situado en el extremo contrario de lo que nos demandan nuestras obligaciones internacionales, poniendo en riesgo la vida de numerosas personas que se encontraban en el mar.

Igualmente debemos mostrar nuestro sonrojo e indignación ante la interpretación que desde el Ministerio del Interior se quiere hacer de sobre la entrada en territorio nacional de las personas que llegan a nuestras costas, tratando de dar carta de naturaleza legal a las llamadas “expulsiones en caliente”, interpretación legal que el propio Ministerio sabe que es contrario a nuestro derecho interno así como al Convenio de Ginebra de 1951 sobre asilo y refugio. Ante este constante quebrantamiento de la ley en Ceuta y Melilla, nos congratulamos de la decisión del Juzgado de Instrucción de Melilla de abrir diligencia penales e investigar la actuación del Delegado del Gobierno y responsable de la Guardia Civil en Melilla en lo concerniente a expulsiones ilegales, como ayer mismo volvió  a ocurrir en Melilla con un grupo de refugiados sirios.

La apertura de dicha investigación penal sobre dos subordinados directos del Ministro del Interior y el Director General de la Guardia Civil no hace más que mostrar la urgente necesidad de que sean asumidas responsabilidades políticas y que dimitan o sean cesados los máximos responsables de Interior y la Guardia Civil.

En cualquier caso, dada la naturaleza y gravedad de los hechos que se viene sucediendo en las últimas semanas, y más allá de las actuaciones penales y sancionadoras necesarias, reiteramos que la magnitud de lo sucedido reclama la intervención de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para que de forma independiente  evalúen la intensidad de la violación a los derechos humanos que se está produciendo y emprendan acciones concretas para la protección de los migrantes.

El Área de migraciones de IU no se conforma con que por parte de la Comisión Europea se anuncie que se va a abrir una investigación al respecto de la decena de ahogamientos en Ceuta, porque ni es una institución independiente ni cuenta con la debida credibilidad en la materia, más aun cuando la Comisión Europea es la impulsora de la criminal política de Europa Fortaleza que se dirige y planifica desde Frontex.

Además, animamos a la sociedad civil, ONG´s y colectivos sociales a que continúen denunciando la  vulneración de los derechos humanos en nuestras fronteras, pues es esta vulneración y política migratoria la que pone en serio riesgo la vida de las personas. Ninguna valla a los derechos humanos! No más muertes en nuestras fronteras!

Área Federal de Migraciones de Izquierda Unida.