Cayo Lara advierte de que desde Interior se "exageran" las cifras de inmigrantes que esperan cruzar a España por Ceuta y Melilla, y pide que no se lancen "alarmas infundadas"

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha tachado de “exagerada” la última cifra facilitada ayer directamente por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de que hay más de 80.000 inmigrantes de origen subsahariano que esperan en territorio de Marruecos y de Mauritania para saltar a España a través de las fronteras de Ceuta y de Melilla.

Durante la entrevista de hoy en el programa ‘Las Mañana’ de RNE, Lara ha recordado que poco después de producirse la tragedia en Ceuta en el mes de febrero -en la que murieron ahogados al menos 15 inmigrantes cuando trataban de alcanzar la playa de El Tarajal- apareció publicado, citando fuentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que había cerca de 30.000 personas preparadas para cruzar la frontera. “El titular fue de 30.000, ahora ya estamos en 80.000, mañana estaremos en 200.000 y dentro de no sé cuánto será la invasión”, ha indicado para cuestionar los datos que se lanzan de manera oficial y que no coinciden en absoluto con las cifras de las organizaciones no gubernamentales y de derechos humanos que trabajan a pie de terreno en la zona.

El máximo responsable de IU recordó que en los últimos años, a consecuencia de la crisis, se han marchado de nuestro país cerca de 500.000 inmigrantes y más de un cuarto de millón de españoles han partido para buscar trabajo en otros Estados, por lo que pidió calma y que no se lancen “alarmas infundadas por la entrada de 500 o 1.000”.

Frente a las propuestas sobre inmigración lanzadas desde el Gobierno del PP, que sólo contemplan medidas policiales y de seguridad, Lara ha reclamado un pacto europeo “para actuar sobre el fondo del problema” que “no se soluciona recortando fondos de cooperación. La dificultad está en “no afrontar el problema de fondo y la responsabilidad de un sistema que está provocando que en África haya un espolio y que venga la inmigración”.

El coordinador federal de IU insistió en que se debe aclarar lo sucedido el 6 de febrero en Ceuta porque “quince muertos no se resuelven con una explicación, sino con una investigación y no se puede decir que este país va a pasar página”, en referencia al veto del PP el pasado martes para que se debata la creación de una comisión parlamentaria de investigación sobre estos hechos pedida por Izquierda Unida.

Recordó que aún no se conoce quién dio las órdenes para que los efectivos de la Guardia Civil que vigilan la frontera ceutí utilizaran material antidisturbios contra los inmigrantes en el agua y se ha preguntado “qué quiere ocultar” el ministro del Interior con la presión del Gobierno para “que no se produzca esa investigación”.