Gaspar Llamazares desmonta la versión de Interior sobre la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta

Intervención del diputado de IU en la Comisión de Interior del Congreso en la que echa por tierra las más de dos horas de explicaciones dadas por el secretario de Estado de Interior para justificar el uso de pelotas de goma contra las personas que trataban de llegar a nado a territorio ceutí desde Marruecos


 
"Señor secretario de Estado, voy a hacer un resumen de su intervención. En los últimos tiempos cunde el best seller y, además, con cada vez mayores volúmenes, lo malo es que ese best seller suele tener tanto volumen como mala calidad. En ese sentido, su intervención ante esta Comisión, si no deduzco mal, es, en primer lugar, que las 14 muertes, 14 hijos o 14 hermanos, como queramos llamarlo, se produjeron como consecuencia de la ‘falta de previsión de los inmigrantes’, ‘no calcularon bien las mareas’, además, ‘estaban cansados e iban en tropel’ y, por último, ‘murieron ahogados’. Certificado de defunción del Ministerio del Interior.
 
¿Todo esto para qué? Para 40 días después dar carpetazo a un hecho dramático que debería haber producido una investigación independiente, como plantea Amnistía Internacional, y debería haber provocado asunción de responsabilidades. Además de ese carpetazo que nos propone el Ministerio del Interior, también el Ministerio del Interior, que antes se tapó con la Guardia Civil, ahora se tapa con la avalancha y nos dice que ese carpetazo es el prerrequisito político, la falta de conflicto político es el prerrequisito de un pacto de Estado sobre la migración.
 
Me recuerda a una magnífica obra de Coetzee, que es ‘Esperando a los bárbaros’. Pero, señorías, no hay bárbaros, hay seres humanos, y no se puede utilizar la seguridad para limitar los derechos humanos.
 
La intervención, el audio y los vídeos que hemos visto hoy, y que ustedes me han negado, tengo que decírselo claramente -en una reciente respuesta parlamentaria ustedes me han negado lo mismo que han presentado hoy, pero yo podría haberlo visto antes y haber intervenido con mayor conocimiento de causa, y podía haberlos visto todos-, es para sostener ‘su’ relato, no lo contrastan con otros relatos. Y es que hay otros relatos, señor secretario de Estado. Hay otros relatos, como el de Amnistía Internacional, o el de Caminando Fronteras, de los testigos. Usted, si quiere evitar la comisión de investigación -como parece ser que quiere el Gobierno-, tiene que venir aquí no solamente con la versión de parte, sino que tiene que contrastar su versión con otras versiones tan legítimas como la suya. No lo ha hecho. Únicamente ha apuntalado su versión.
 
Pero, a pesar de que ha apuntalado su versión -y creo que todavía hay muchos puntos oscuros y grises en esa versión-, lo que no puede negar usted es, primero, la intervención mediante material antidisturbios a personas que están nadando. Es una intervención desproporcionada. La intervención con material antidisturbios a personas que están nadando y, como dicen ustedes, prácticamente en tropel y que han venido caminando, es una imprudencia temeraria. Y nada de esto lo ha negado usted. Únicamente se refugia en que no hay relación causa-efecto. Pero, si no hay relación causa-efecto ya en las muertes individuales, hay una causa última. Sin embargo, hay otras muchas concausas, hay otros muchos determinantes y condicionantes.
 
¿Y usted me dice a mí que lanzar pelotas de goma, trazando la línea de frontera a unos inmigrantes que nadan cansados y que terminan ahogados del lado marroquí, no tiene nada que ver con la utilización de material antidisturbios? ¿Eso es lo que me quiere decir? No, señoría, usted no tiene esa convicción. No me lo puede decir porque yo le conozco de esta Cámara; no me lo puede decir. Yo no lo podría decir, yo no puedo decir lo contrario.
 
No me puede decir que, entre las concausas, entre los condicionantes y los determinantes de ese ahogamiento no esté también la utilización de un material antidisturbios que es desproporcionado e imprudente. Porque todos sabemos, además, cómo está prevista la utilización de material antidisturbios en la legislación. Está prevista para una amenaza letal, está prevista con un apercibimiento previo. Nada de eso se hizo, nada. ¿Por qué? ¿Porque eran inmigrantes? Yo creo que eso, señor secretario de Estado, no lo pueden ocultar.
 
Y, en ese sentido, esperaba una asunción por parte del Gobierno de una medida que incluso el propio ministro del Interior, fuera de esta casa, ha dicho que no debía utilizarse -lo dijo el ministro del Interior. ¿Por qué no nos lo dice aquí?- y, a continuación, una asunción de responsabilidades. Porque la política es así. La política es un relato de hechos, en los cuales se produjeron errores, y una asunción de responsabilidades, en este caso, del director general de la Guardia Civil. Porque, además, el director general de la Guardia Civil mintió a continuación, o fue engañado, me da igual. Ahora dice el director general de la Guardia Civil que fue la Comandancia.

Señorías, un poco de gallardía de la Guardia Civil, de reconocer los errores y asumir las responsabilidades, no de pasar las responsabilidades a los demás, que es lo que estamos viendo. Estamos viendo la negación de los hechos, la mentira o el engaño y la falta de valentía. La falta de valentía es que prácticamente todos somos responsables menos el Gobierno. Somos responsables la oposición porque hemos ‘atacado’ a la Guardia Civil; es responsable la Guardia Civil porque lo dice el Gobierno, porque los demás hemos criticado al Gobierno; es responsable la Comisión Europea porque ha dicho que necesita investigar y que necesita claridad; son responsables las ONG, contra las que van a querellarse, como ustedes han anunciado -lo dijo el director general de la Guardia Civil-, porque ponían encima de la mesa otros testimonios. Eso es inaceptable.
 
Este papel, este ‘papelón’ que ustedes han hecho en torno al fallecimiento de 15 personas es algo que deben rectificar, y eso se rectifica con verdad y con responsabilidades en los hechos probados. No voy a entrar, porque no tengo más datos que los suyos -contrastados con los datos de Amnistía Internacional, de la Comisión Europea o de Caminando Fronteras-, en el tema de si el material antidisturbios fue direccional o no. Ellos dicen que fue direccional; usted dice que no, que trazaba únicamente una frontera.
 
No voy a entrar en si se rescataron a personas o no. Esa es una novedad en relación con la comparecencia del ministro del Interior. En la comparecencia del ministro del Interior no dice eso, señoría. Usted innova en esa materia, al igual que innova en relación con la comparecencia del ministro del Interior porque dijo que hubo pánico; lo dice expresamente: ‘Pánico en el agua’. Y usted, señoría, elude ese aspecto. Otro aspecto. ¿Se lanzan pelotas antes de que nos lancen piedras, o es al revés, cuando están en la playa? Están haciendo un duelo de los que entran desgraciadamente fallecidos en la playa y con el lanzamiento de pelotas y de piedras. ¿Estamos hablando de violencia o de rabia? ¿De qué estamos hablando? No es lo mismo, señor secretario de Estado.

Por otra parte, en relación con los heridos, ¿hay heridos como consecuencia de la utilización del material antidisturbios? Hay ONG que han visto a heridos y cadáveres, que dicen que sí hay impactos. Ustedes dicen que no, pero no han contrastado para nada ese tipo de informaciones.
 
En relación con los ahogados, la noche del intento de entrada de los inmigrantes yo ya conocía que había 15. ¿Cómo puede ser? En las redes sociales estaba puesto que eran 15. Seguían diciendo ustedes que eran 9, pero todo el mundo sabía que eran 15. ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado para que ocurra eso, para que al final hubiera una especie -no quiero nombrarlo- de ‘baile de muertos’ durante un periodo en que terminan unos de un lado y otros de otro de nuestras fronteras? Esas cuestiones usted no las ha aclarado con unos vídeos y audios que no hemos conocido con anterioridad; con vídeos y audios de los cuales falta una parte y que hemos conocido a través de las redes sociales y de los que usted no hace ninguna mención, por ejemplo, en relación con la dirección del material antidisturbios, que me parece una cuestión relevante.

Termino, señorías. Para curar una herida, en mi profesión, no se puede cerrar en falso. Usted no nos puede proponer hoy que cerremos en falso la herida de Ceuta a cambio de un pacto de Estado porque, en el momento en que empecemos a hablar del futuro de la inmigración, se va extender la infección de la herida. Cuando se cierran las heridas en falso, se infectan. Es imposible que la herida de los fallecidos se cure, seguirá en el corazón de sus familiares y en la ausencia; pero la herida de la credibilidad democrática de este país hay que curarla, y eso se hace con verdad, depurando responsabilidades y sin cobardía.
 
En ese sentido, señor secretario de Estado, ustedes tienen que depurar esta situación, tienen que ayudarnos a curar la herida porque, si no, no será posible en el futuro llegar a un pacto de Estado. Pero, fíjese en el punto al que llega la contaminación de la herida que en estos momentos se puede decir que esta confusión que se ha creado después de los 14 fallecidos, una sensación de tragedia, de fracaso colectivo, está influyendo sobre la moral de los que tienen que estar en la frontera, y hay que recuperar esa moral.
 
Está influyendo sobre la credibilidad de país, y hay que recuperar la credibilidad del país. Eso es requisito indispensable para que nos pongamos de acuerdo y requisito indispensable para que hablemos con otros. Cómo va a hablar usted con la Comisión Europea con el poso de la desconfianza sobre lo que hemos hecho en la frontera. No es posible. Tenemos que mostrar claramente lo que ha ocurrido, contrastar nuestros datos con los de las organizaciones humanitarias y, por otra parte, asumir responsabilidades. Ese me parece el requisito fundamental.
 
Política migratoria. Termino con ello con una sola frase. Política migratoria significa, sobre todo, cooperación. ¿Usted cree que estamos en la mejor circunstancia en estos momentos cuando decimos que los que golpearon a los inmigrantes fueron los marroquíes, que los que han muerto, han muerto del lado de Marruecos? ¿Qué mensaje lanzamos al Gobierno con el que queremos colaborar? ¿Que las concausas, que para usted solamente fueron las que tienen que ver con el desconocimiento de las mareas y las que tienen que ver con la llegada en tropel de los inmigrantes, sólo tienen una objetiva, y es Marruecos? Creo que con eso no vamos a ninguna parte.
 
Explicará usted lo que está pasando en estos momentos en frontera y lo que puede pasar en los próximos tiempos, y eso significa que necesitamos la verdad por razón democrática, pero necesitamos la verdad también y la asunción de responsabilidades para poder enfrentar la política migratoria con otros, con Marruecos, con el entorno de Marruecos, con la Comisión Europea y con las fuerzas políticas de esta Cámara. Si no, con un cierre en falso todo se va a infectar y finalmente no valdrá ni siquiera la amputación. Están ustedes a tiempo de la cirugía, y la mínima cirugía, en mi opinión, es el director general de la Guardia Civil. Esperaba que hoy pusieran aquí su responsabilidad."


(En la foto, Gaspar Llamazares durante su intervención)