IU denuncia con motivo de ‘La hora del Planeta’ la “hipocresía” del Gobierno del PP al apoyar esta acción

El responsable federal de Políticas Energéticas, Adolfo Barrena, apoya y anima en nombre de IU a participar en el apagón convocado mañana a las 20.30 h., aunque señala que, además de actuar de manera simbólica, “también pedimos un compromiso que complemente el apagón el resto del año haciendo un uso racional de la energía”

Izquierda Unida se suma a la campaña internacional ‘La Hora del Planeta’ e invita a toda la ciudadanía a participar en ella, apagando luces y aparatos eléctricos. La acción, convocada por la organización WWF  (World Wide Fund for Nature), se celebrará a nivel mundial por sexto año consecutivo mañana sábado, día 29, a las 20.30h., hora local de cada país, con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de luchar contra el cambio climático.
 
Para el responsable federal de Políticas Energéticas de IU, Adolfo Barrena, se trata de actuar de manera simbólica, aunque “también pedimos un compromiso que vaya más allá del apagón ya que hay que complementarlo el resto del año haciendo un uso racional de la energía”.
 
“Es un buen momento para que la ciudadanía actúe y reclame, de manera unitaria y con una acción colectiva -insiste Barrena- que los gobiernos se comprometan y pongan los medios necesarios para empezar a frenar, primero, y revertir, después, el cambio climático”.
 
En esta línea, Adolfo Barrena denuncia la “hipocresía” del Ejecutivo del PP, que se suman a acciones de este tipo, para luego “atacar a las energías renovables a través del decreto-ley que baraja para cobrar un ‘peaje de respaldo’ a pequeñas y medianas instalaciones fotovoltaicas y eólicas”.
 
El dirigente federal de IU lo considera “una nueva imposición de los mercados y del lobby de las grandes compañías energéticas, al que se somete una vez más el PP, para ir contra el sector de las energías limpias” y que “abundará en la dependencia exterior de combustibles fósiles”.
 
“Este decreto-ley -explica- afectará a las instalaciones pequeñas y medianas de energías renovables y es un varapalo a la inversión realizada por muchos que creen en la producción de energía limpia. Es escandaloso que quieran meternos con calzador nuevas técnicas extractivas ineficientes y muy agresivas con el medio ambiente como el fracking (extracción de gas por fractura hidráulica) con la excusa de conseguir nuevas fuentes de energía autóctonas, mientras machacan a las renovables”.
 
Por ello, Izquierda Unida reitera la necesidad de elaborar un Plan Energético “que se apoye en las energías renovables para reducir la dependencia energética del exterior que sufrimos y que posibilite un calendario de cierre de las centrales nucleares”.
 
IU considera fundamental “promover un nuevo modelo productivo capaz de aunar desarrollo económico y protección del medio ambiente”, lo que implica invertir en I+D+i, para conseguir el desarrollo de tecnologías más limpias, fomentar las energías renovables e impulsar nuevos patrones de consumo más respetuosos con el planeta.