Cayo Lara reclama en Melilla que no se aborde la inmigración “cómo un problema policial” e ir al fondo del asunto que está en el “expolio que se hace de África”

El coordinador federal de IU visita el CETI de la ciudad autónoma, que se encuentra al triple de su capacidad, y el perímetro fronterizo para recibir información de primera mano

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado hoy en Melilla que la inmigración no puede abordarse únicamente “como un problema policial” y que tampoco se va a resolver “enfrentando y confrontando a la Guardia Civil con los inmigrantes”. Por el contrario, valoró que esta cuestión sólo se podrá resolver si se va “al fondo del problema, que es el corazón de África”, es decir, si se pone freno al “expolio” que se ejerce sobre los países y la población de este continente.

Lara realizó estas declaraciones durante su jornada de trabajo en la ciudad autónoma melillense, donde visitó el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), en el que se hacinan cerca de 1.800 inmigrantes que han logrado llegar a territorio español, y el perímetro fronterizo con Marruecos para recibir información desde distintas instancias del agravamiento de los casos de entradas de ciudadanos extranjeros en las últimas semanas.

El máximo responsable de IU manifestó a los periodistas en el exterior del CETI que “al hambre no la puede parar ninguna valla, ni ningunas concertinas, ni ninguna medida que se vaya a adoptar en ese sentido. Nadie le puede poner puertas al hambre”, sobre todo cuando las personas que quieren entrar “huyen de conflictos, huyen del hambre, de la desesperación y aspiran a ir a un sitio mejor para ganarse la vida y sobrevivir con un poquito de dignidad”.

Cayo Lara responsabilizó a las multinacionales de ser “las que están expoliando África”, junto a los Estados que respaldan negocios que acarrean el éxodo hacia Europa en los países de origen de los inmigrantes. Indicó que “es ahí donde hay que actuar. La Unión Europea no puede mirar para otro lado y si tienen que poner vallas en alguna parte, hay que ponérselas a las multinacionales”.

De igual forma, destacó que frente al Pacto de Estado a nivel estatal que reclama el Gobierno del PP en nuestro país la respuesta que se necesita es “un pacto europeo” para que se busquen los recursos necesarios para abordar esta cuestión.

El coordinador federal de IU rechazó a quienes presentan ahora el tema únicamente como “la defensa ante una invasión” o como “un gran escrache” al país. Para ello, recordó que no hace mucho, durante los gobiernos de José María Aznar y de José Luis Rodríguez Zapatero en tiempos de la ‘burbuja inmobiliaria’, “a unos cuantos que organizaron un sistema inmobiliario insostenible” les interesó que entraran rápidamente cerca de cinco millones de inmigrantes para ocupar puestos de trabajo.

“Como interesaba esa mano de obra barata –dijo- para bajar los salarios y para hacer el negocio que algunos han montado, entonces resulta que la inmigración era buena”.
Lara aseguró que Izquierda Unida plantea abordar la inmigración “como una cuestión global”, es decir, “como un problema europeo a fondo, que debe implicar en serio a toda la Unión Europea”. Hasta entonces, y “llegando a lo concreto”, reclamó que se mejoren de inmediato las condiciones de estancia en el CETI melillense -que actualmente triplica su capacidad- “para que lleguen a ser dignas” y sus ocupantes sean tratados “como seres humanos”.

Recordó también que desde IU se tiene muy presente que el “problema fundamental” en Melilla parte de la “desigualdad social”, la mayor de cualquier ciudad española dado que existe un 37% de desempleados y el 68% de quienes no tienen trabajo tampoco cobran ningún tipo de prestación. “Eso se llama pobreza extrema”, dijo.

Sobre las denominadas ‘devoluciones en caliente’ indicó tajante que estas prácticas “no están dentro de la legislación”, por lo que ha pedido que la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sea “escrupulosamente estricta” con lo que marca la Ley de Extranjería.


(En la foto, Cayo Lara en la entrada del CETI de Melilla)