Meyer llama a convertir la votación del día 25 en una “jornada de lucha” democrática para responder en toda la UE a los estados “que no son garantía de derechos”

El cabeza de lista de IU a las Elecciones Europeas comparte un acto electoral en Parla con los candidato/as Paloma López y Javier Couso, quienes coinciden en señalar que esta formación “no está para cambiar una élite por otra, sino para devolver el poder de la gente. Estamos en una candidatura de gente normal para gente normal”

El cabeza de lista de Izquierda Unida al Parlamento Europeo, Willy Meyer, hizo esta tarde en Parla un llamamiento a convertir la votación del próximo día 25 en una “jornada de lucha” democrática para responder en todos los países, incluido España, a los Estados “que no son garantía de derechos”.

En el acto electoral celebrado en la Casa de la Cultura de la localidad madrileña de Parla, el único en esta Comunidad, salvo los de apertura y cierre de campaña, Meyer reiteró que “el Estado ya no es una garantía de derechos. Ni garantiza el empleo ni los servicios públicos ni la felicidad de la gente, porque le economía ha logrado someter la política”.

Constató a lo largo de una explicación en clave didáctica que la Unión Europea (UE) tiene en estos momentos un modelo productivo “depredador” al que debe darse “la vuelta para afianzar un modelo sostenible”, propuesta que incluye que vuelvan a ser públicas las empresas “del paquete energético. Tiene que ser público de nuevo, para crear un consorcio potente y ayudar a la creación del empleo”.

Responsabilizó al PP y al PSOE de haber llevado a cabo políticas neoliberales que “se llevan todo por delante”, el futuro de los jóvenes, de los pensionistas, de la gente trabajadora. “Queremos un proyecto de país con otra economía, al servicio del interés general de la gente”, afirmó.

Insistió en la idea que mantiene durante toda la campaña de que es la troika la que se encarga de ejecutar todo el modelo neoliberal que obliga a los recortes y a la pérdida de derechos con la excusa de salir de la crisis. Por eso, indicó, la gente tiene que decir a la troika “vete de aquí, no te queremos aquí, queremos otro proyecto”.

Hizo una clara alusión al tema de la Memoria Histórica, que colocó en clave europea, y apostó por una Unión Europea que “resuelva la indignidad de tener gente enterrada en las cunetas, de gente que dio su vida por las libertades”. Apostilló que esto debe hacerse  a través de una Comisión de la Verdad, porque España es el “único Estado de Europa que todavía tiene enterrados a héroes en la cuneta sin identificar en España. Sin ellos este acto no se hubiese podido producir, porque la democracia no la trajo el PP, la trajo la izquierda luchadora”.

Por su parte, la candidata número 2 en estas Europeas 2014, Paloma López, reclamó el voto para IU y que se llene “el Parlamento Europeo de alborotadores”, como el griego Alexis Tsipras, candidato del Partido de la Izquierda Europea (donde está integrado IU) a presidir la Comisión Europea. López utilizó este término en alusión a las declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel, que fue quien tachó a Tsipras de ‘alborotador’.

En esta misma línea, el candidato Javier Couso afirmó que IU “no está para cambiar una élite por otra, sino para devolver el poder de la gente. Estamos en una candidatura de gente normal para gente normal”, en un guiño al lema de campaña de esta formación.

Reclamó también “llenar las urnas con los votos de la dignidad para recuperar lo robado, lo público, para frenar el paro y el camino hacia la miseria”, porque “sólo el pueblo defiende al pueblo”.

Por su parte, el coordinador de IU Comunidad de Madrid (IU-CM), Eddy Sánchez, puso a esta Comunidad como ejemplo de la “movilización puede cambiar las cosas y conseguir victorias. El debate no es entre PP y PSOE, sino entre los que han creado la crisis y la estamos sufriendo”.

Recordó que fue el anterior Gobierno socialista el que inició los recortes y las “congelaciones temporales”, mientras que el actual Ejecutivo de Mariano Rajoy ha acentuado esta línea. “Es el debate del cambio político, no de la alternancia”, destacó.