Cayo Lara tacha la reforma fiscal presentada hoy por el Gobierno de “profundamente electoralista” y avisa de que la reducción de ingresos acarreará “nuevos recortes

El coordinador federal de IU advierte de que “estamos ante una reforma de ‘trileros’ porque con una mano enseñan los porcentajes engañosos de algunas rebajas y con la otra ocultan las auténticas bajadas de impuestos a las grandes empresas, a las grandes fortunas y a las rentas más altas”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha tachado hoy de “profundamente electoralista” la reforma fiscal presentada horas antes por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al término del Consejo de Ministros, además de asegurar que supondrá una reducción de los ingresos tributarios que va a acarrear “necesariamente nuevos recortes”.

En rueda de prensa en el Congreso, el también presidente del grupo parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA insistió en que los cambios ideados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) “tiene mucho más que ver con la realidad electoral de 2015 y viene a ser un ‘torniquete’ para frenar la sangría de votos que el PP ha tenido en las Elecciones Europeas del 25 de mayo”. Por eso han estado “mareando la perdiz” con los constantes anuncios de esta bajada de impuestos, como ya hicieron el pasado mes de febrero en una la convención política que celebraron.

Avisó de que “no se van a cumplir” dos de los principales objetivos plasmados por el propio Gobierno en la documentación facilitada hoy a la Prensa, ya que la reforma “no va a impulsar la creación de empleo, ni tampoco permitirá avanzar hacia un sistema tributario más equitativo”. Avisó de que “el Gobierno de Rajoy no presenta la reforma fiscal que necesita España”.

“Estamos ante una reforma de ‘trileros’ porque con una mano enseñan los porcentajes engañosos de algunas rebajas y con la otra ocultan las auténticas bajadas de impuestos, que hacen fundamentalmente a las grandes empresas, a las grandes fortunas y a las rentas más altas”, advirtió de forma gráfica.

Lara detalló que “la realidad de esta reforma es que sigue bajando los impuestos a los más ricos, a las rentas más altas y a las grandes empresas, que se reduce la progresividad en el IRPF y que, por tanto, se convierte en un impuesto más injusto al reducir los tramos”.

Todas estas razones son las que llevan al máximo responsable federal de IU a plantear que entre las consecuencias de la aplicación de estas medidas estarán una “obligada caída de ingresos de las arcas públicas”, que “automáticamente llevará a aplicar más recortes en los Presupuestos de 2015 y 2016” para controlar el déficit, ya que en esos dos ejercicios España aún debe reducir 2,7 puntos su desequilibrio presupuestario.

Cayo Lara criticó también el “formato especial” elegido por Cristóbal Montoro para avanzar en la reforma, que “parece va a dejar en cuarentena hasta el lunes” para volverla a explicar. De ahí que asegurara que IU esperará también a “conocer la letra pequeña” de todas las modificaciones previstas y que será “más oscura que la primera puesta en escena” de hoy, para presentar su propia propuesta fiscal, que adelantó que sí será “seria y sólida para resolver los problemas”.

“La Izquierda Plural –dijo- participará plenamente en este debate y presentará su alternativa fiscal. Daremos la batalla para una fiscalidad justa en España que sirva realmente para lo que tiene que servir en este momento, la creación de empleo”.