Manuel Fuentes exige al Gobierno de Rajoy que "derogue de inmediato" la reforma local en vigor por "los graves perjuicios y las disfunciones" que está causando

El responsable de Política Municipal de Izquierda Unida participa en una reunión de coordinación de futuras acciones con otras fuerzas políticas mantenida en el Congreso

El responsable de Política Municipal de Izquierda Unida y ex alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuentes, ha exigido hoy al Gobierno del PP que “derogue de inmediato” la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local –más conocida como reforma de la Administración Local-, por los “graves perjuicios y las disfunciones” que está causando.

El dirigente federal hizo esta valoración tras la reunión de coordinación mantenida esta mañana en dependencias parlamentarias por representantes de Izquierda Unida,  PSOE, UPyD y Compromís para ultimar el recurso de inconstitucionalidad contra esta ley y en defensa de la autonomía local que tienen previsto presentar próximamente cerca de 3.000 ayuntamientos.

Fuentes utilizó como ejemplo para ilustrar los motivos de su oposición a esta reforma, que entró en vigor en diciembre pasado, que las comunidades autónomas “no tienen suficientes estructuras” para poder pronunciarse en los informes preceptivos sobre las competencias que no les son propias ni en las delegadas.

El responsable de Política Municipal de IU advirtió de que las competencias tienen que ser asumidas por los ayuntamientos pese a sus “graves carencias de financiación”. Esta es la única forma de que los ciudadanos no se queden sin determinados servicios “por la aplicación de una norma que nunca debió aprobarse y que lo fue sólo por el empecinamiento del Ejecutivo de Rajoy, de su ministro Montoro y de un PP que vio en ella una gran oportunidad para cercenar todos los avances democráticos conseguidos con tanto esfuerzo”.

Manuel Fuentes recordó que el Tribunal Constitucional admitió recientemente a trámite los nueve recursos presentados en marzo por distintas instituciones y formaciones políticas, entre ellas Izquierda Unida. “Ese día comenzó el principio del fin de la reforma local impuesta por el Gobierno del PP”.

Además, el Consejo de Estado emitió también un dictamen al respecto, cuyo contenido “esperamos que suponga un golpe definitivo a esta reforma antidemocrática y reaccionaria contra los gobiernos locales dirigida a acabar con la autonomía municipal”, en palabras del dirigente federal de IU.

Fuentes ha insistido en que “a tenor de los acontecimientos, Rajoy debería poner punto y final de inmediato a esta reforma fallida. Nuestras argumentadas demandas están de sobra ratificadas y exigimos que la ley en vigor se aleje desde ya mismo de las puertas de los ayuntamientos”.