La Izquierda Plural en el Parlamento Europeo rechaza al candidato de la Troika a presidir la comisión, Jean-Claude Juncker

En la eurocámara, todas las integrantes de la Izquierda Plural han votado hoy en contra de la elección de Jean-Claude Juncker como Presidente de la Comisión Europea al considerarlo como un candidato continuista de las dramáticas políticas neoliberales aplicadas en los últimos años por la Troika.

La Izquierda Plural deja claro así que, aunque se trata del primer candidato a presidir la Comisión Europea en cuya designación se ha tenido en cuenta el apoyo indirecto recibido por su partido político, el PP, en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo, rechaza el reparto cerrado de cargos de decisión que ha llevado a cabo la gran coalición que gobierna Europa desde hace años: socialistas, populares y liberales.

De esta manera, hace apenas dos semanas, los socialistas, con el apoyo de populares y liberales, se hicieron con la Presidencia de la eurocámara y ahora los conservadores, se disponen a presidir la Comisión Europea.

La Izquierda Plural lamenta que estas decisiones se tomen a espaldas de las necesidades de los pueblos de Europa, que seguirán sufriendo los dictámenes de la Troika. 

La elección de Juncker, quien fue Primer Minsitro de Luxemburgo -el mayor paraíso fiscal de la UE- y de cuyo puesto tuvo que dimitir por un escándalo de espionaje masivo a políticos y ciudadanos, va en el sentido contrario a la necesaria democratización de la UE ya que supone continuar con una forma de hacer y entender la Unión Europea por y para las élites económicas y políticas.

La Izquierda Plural se marca como objetivo trabajar por el necesario proceso constituyente que permita redefinir por completo la UE para poner a la ciudadanía en el centro de la toma de decisiones a través de una mayor participación efectiva y mayores cuotas de transparencia. Y considera la elección de Juncker como un paso atrás en esta necesaria regeneración democrática de la Unión Europea.

Asimismo, lamenta que el candidato haya mostrado un escaso interés en garantizar los derechos humanos al apoyarse en el mismo enfoque aplicado hasta ahora para abordar el fenómeno de la migración y que se ha caracterizado por la represión, tachando como "ilegales" a personas que huyen de la pobreza, la guerra y la miseria generada por la expoliación sistemática de recursos y riqueza que llevan a cabo las transnacionales en sus países de origen.

La Izquierda Plural considera a Jean-Claude Juncker como el candidato de la Troika que ha asolado los pueblos del sur de Europa con sus políticas de recortes, privatizaciones y ataques a los derechos laborales de los y las trabajadoras.