Llamazares rechaza el “manoseo perverso” que hace el Gobierno con su reforma del aborto mientras el PP impide que Gallardón acuda al Congreso a explicarla

El diputado de IU y portavoz de Justicia advierte en la Diputación Permanente que estamos ante “la ley menos modificada y menos dialogada de la historia, porque el ministro de Justicia, como es tradicional en él, solamente habla con los que están de acuerdo”

El Grupo Popular se ha escudado hoy en que la oposición debe esperar a que la tantas veces publicitada reforma de la actual ley de interrupción voluntaria del embarazo llegue al Congreso, a pesar de haber ido filtrando desde hace meses su contenido, para rechazar la comparecencia del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, defendida hoy en la Diputación Permanente por Gaspar Llamazares, diputado de IU y portavoz parlamentario de Justicia.

Llamazares explicó la “urgencia” de que el titular de Justicia acuda al Congreso a detallar el alcance de los cambios propuestos y denunció el “manoseo perverso” del anteproyecto de ley que los recoge.

Recordó que “en septiembre tendrá lugar la Convención de Naciones Unidas sobre Salud Sexual y Reproductiva, por lo que no  puede esperar la comparecencia del Gobierno para que retire la ley, porque nos saca del contexto europeo, niega a las mujeres el derecho a decidir sobre la maternidad y le da el derecho a los profesionales pero con mucho ‘cuidadín’ porque pueden caer en la cárcel".

El diputado de IU por Asturias reconoció que “nosotros tenemos una gran preocupación por la ley” y señaló que la norma actualmente en vigor “tiene un apoyo muy amplio de la ciudadanía española, que va más allá incluso de los sectores de la izquierda. Sin embargo, el Gobierno sigue empeñado en un proyecto que, desde el punto de vista de su contenido, es muy precario”.

Avisó de que el Gobierno del PP hace “lo contrario” de lo que recomienda la ONU en materia de salud sexual y reproductiva, ya que “las medidas restrictivas no limitan los abortos sino que los aumentan; favorecen que el número de abortos sea clandestino y sea más peligroso y, por tanto, aumentan la mortalidad materna”.

Gaspar Llamazares comentó durante su intervención que el PP “no sabe a qué atenerse” con esta reforma porque tan pronto anunció que la presentaría en diciembre pasado, como la retrasó a los primeros meses de este año o la dejó para el verano, “incluido el mes de septiembre”, dijo con ironía como crítica a unas recientes declaraciones del ministro de Justicia.

Rechazó con contundencia las recientes afirmaciones de la ministra de Sanidad, Ana Mato, sobre que estamos ante el proyecto de ley ‘más consultado e informado’ de la historia. “Es la ley menos modificada y menos dialogada de la historia –reprochó-, porque el ministro de Justicia, como es tradicional en él, solamente habla con los que están de acuerdo”.

El portavoz de Justicia y de Sanidad de IU criticó también que para el Gobierno de Mariano Rajoy la salud sexual y reproductiva es “únicamente sanitaria y queda totalmente fuera de cualquier ámbito educativo”. Recordó que “de hecho el PP ha decidido derogar todo lo relativo a la Educación para la Ciudadanía pero, además, va a prohibir todo tipo de información con respecto a la interrupción voluntaria del embarazo”.

“Esperamos –dijo- que las dudas del ministro de Justicia se disipen y, finalmente, no llegue a aprobarse la ley, porque los ciudadanos no la piden, es innecesaria y está creando un gran lío incluso en el seno del Partido Popular”.