Centella asegura que “algo huele a podrido” en el ‘caso Pujol’ y reafirma la petición de IU de crear una comisión de investigación que analice “cómo se han financiado los partidos políticos en los últimos 30 años”

El portavoz parlamentario de IU subraya la necesidad de “investigar” y advierte de que el caso del ex presidente de la Generalitat “no es el único”, lo que “evidencia cómo en este país ha habido un concepto de mezclar lo público con lo privado”.

El diputado y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, José Luis Centella, ha asegurado hoy que “algo huele a podrido” en relación a las últimas informaciones conocidas sobre el caso del ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, tras su confesión la semana pasada en la que admitía haber mantenido importantes sumas de dinero en una cuenta en el extranjero sin regularizar durante varias décadas.

En este sentido, el portavoz de IU ha recordado que su grupo “ha venido defendiendo la necesidad de una comisión de investigación parlamentaria” que analice “cómo se han financiado los partidos políticos en los últimos 30 años”. Centella ha subrayado la obligación de “investigar” y ha advertido que el caso del que fuera máximo responsable del Gobierno catalán “no es el único”, lo que “evidencia cómo en este país ha habido un concepto de mezclar lo público con lo privado”.

En declaraciones realizadas a los periodistas tras presentar, junto a los grupos parlamentarios socialista y de UPyD, un recurso en el Tribunal Constitucional contra el 'decreto ómnibus' del Gobierno del PP, Centella ha señalado que “lo que estamos conociendo es algo que tiene que alarmar a cualquier demócrata que crea que la democracia se consolida desde la transparencia y desde una actitud coherente con los principios que se dicen defender”.

Para el diputado de IU por Sevilla “no basta con decir 'lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir', sino que hay que investigar” y hacerlo en el Parlamento. Por ello, ha reiterado la petición de su grupo de crear una comisión de investigación a la que venga el señor Pujol y otros muchos más” porque, a su juicio, “sería ridículo que hubiera una comisión en el parlamento catalán, otra en el andaluz, otra en el madrileño y otra en el valenciano”.

Así, ha insistido en que su grupo “no estará en ninguna ley de punto final ni en ningún pacto de futuro, mientras no se investigue y no se asuman responsabilidades concretas, tanto políticas y penales, sobre lo que ha ocurrido”.

Preguntado por los periodistas sobre el encuentro mantenido ayer entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, Centella ha señalado que fue una “puesta en escena más que otra cosa”. En su opinión, fue una reunión “muy devaluada” entre “dos dirigentes que tienen sus partidos bajo sospecha” y “a los que les puede interesar escenificar esa confrontación porque los dos son responsables de los recortes que ha habido en este país”. Pese a “las diferencias sobre el modelo de Estado, los dos han votado juntos en el Parlamento reformas laborales y recortes sociales, y eso les une”, concluyó Centella.