Centella pide la comparecencia “urgente” del ministro de Defensa para que explique el “nuevo ERE” puesto en marcha en la base militar de Morón

El Grupo de IU, ICV-EUiA, CHA, junto al Mixto, ha registrado hoy la petición de convocatoria de la Diputación Permanente para que decida si se convoca una sesión extraordinaria de la Comisión de Defensa, en la que el ministro Pedro Morenés explique “qué medidas piensa tomar” el Gobierno respecto al ERE que afecta a 55 personas en la base aérea de Morón.

El diputado y portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, José Luis Centella, ha registrado hoy la petición de comparecencia “urgente” del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para que acuda al Parlamento y “explique las medidas que piensa tomar su departamento tras la puesta en marcha de un nuevo ERE en la base militar de Morón que afecta a 55 trabajadores”.

El diputado de IU por Sevilla, a través del grupo de IU, ICV-EUiA, CHA, junto al Mixto, ha registrado hoy la petición de convocatoria de la Diputación Permanente para que decida si se convoca una sesión extraordinaria de la Comisión de Defensa, y advierte de que pedirá el “cese” del ministro “en el caso de que se siga inhibiendo ante lo que es su responsabilidad, que es la defensa de los derechos de trabajadores españoles frente al Gobierno de los Estados Unidos”.

Centella denuncia que “es el Departamento de Defensa de los EE.UU. (DOD) quien determina el pliego de condiciones de los contratos que se licitan”, habitualmente cada cinco años. De esta manera, al actual contratista -la empresa gestora del mantenimiento de la base, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR)- le fue concedido el contrato de la Base de Morón después de haber sido catalogada su propuesta por el DOD como ‘technical default’, a causa de la precaria estructura laboral que proponía y con la que pretendía destruir 286 empleos. “La propuesta –explica Centella- salió adelante debido a que era la única empresa que continuaba en el concurso, en lo que puede catalogarse como una baja temeraria de la que se han derivado todos los problemas laborales”.

El diputado andaluz de IU señala que las relaciones laborales de la plantilla española de VBR “se rigen por el Estatuto de los Trabajadores”, al ser la misma una relación entre una empresa del sector privado y sus trabajadores. Sin embargo, según denuncia el portavoz parlamentario de IU, “tras esa apariencia de convencionalidad se esconde una situación de enorme complejidad jurídico-laboral, debido al contexto en que estas relaciones tienen lugar, es decir, una instalación militar de utilización conjunta cuyas relaciones laborales no están debidamente recogidas en el Convenio de Cooperación, lo que deja las manos libres a los Estados Unidos”, advierte Centella.

En su opinión, “es una realidad que ha sido en el Gobierno de los Estados Unidos desde donde se ha indicado a VBR que debía proceder al despido de ese número de empleados”. Así, tras un primer Expediente de Regulación de Empleo ejecutado en 2010 se despidieron a 119 trabajadores, mientras que en 2013 un segundo ERE afectó a 66 trabajadores. A ellos habría que sumar los 55 del actual ERE, quedando todavía 46 más hasta alcanzar los 286 previstos en la propuesta presentada por VBR para gestionar el mantenimiento de la base.

Centella critica que “incluso el Gobierno de Estados Unidos llegase a publicar en marzo de 2013 la relación de trabajadores españoles que se debían despedir, indicando los nombres y apellidos de los 144 empleados”.

El parlamentario andaluz asegura que “para Izquierda Unida está demostrado que no es la empresa concesionaria del contrato, en este caso VBR, quien determina sus necesidades en relación a la plantilla, sino que es el Departamento de Defensa de los Estados Unidos el que da las instrucciones para despedir, haciéndose cargo, asimismo, de las indemnizaciones derivadas de los despidos”.

“Por lo tanto, si es tan evidente que en la situación que se da en la Base de Morón es el Gobierno de Estados Unidos quien actúa dando instrucciones a VBR, es imprescindible que sea el Gobierno español quien intervenga ante el de los Estados Unidos en defensa de los derechos de nuestros trabajadores, que es lo mismo que la defensa de nuestra soberanía”, defiende Centella.

El portavoz parlamentario de IU avisa de que si el Ejecutivo español no toma ninguna medida, “entenderemos que el propio ministro –Pedro Morenés- está haciendo dejación de su responsabilidad y que, por tanto, debería ser destituido por el presidente del Gobierno. Porque entendemos que no estamos sólo ante un conflicto laboral, sino ante la defensa de la soberanía nacional y de la aplicación de la legalidad del Estado español en la base militar de Morón”, sentencia Centella.