Izquierda Unida plantea en el Congreso crear una Comisión de Investigación para atajar el fraude fiscal que llega a 80.000 millones de euros y ver su vinculación con la deuda

Cayo Lara advierte de que esta situación se repite desde hace años porque ningún gobierno ha querido plantar cara con decisión a un problema que “priva al Estado de recursos para financiar sus políticas sociales”

El coordinador federal de Izquierda Unida ha presentado hoy en rueda de prensa la iniciativa registrada en el Congreso de propuesta de creación de una comisión de investigación sobre el fraude fiscal en España, analizando su trascendencia en la economía del país, su vinculación con la deuda y las posibilidades de gasto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), así como para que se puedan proponer medidas efectivas para su erradicación.

IU plantea así esta propuesta un día antes de que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, comparezca en la Cámara Baja para tratar este mismo asunto, junto a la situación del ex presidente de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, después de que éste reconociera haber ocultado millones de euros en el extranjero durante más de tres décadas.

Lara señaló que han pasado casi dos años desde que Montoro anunció su “tan cacareada” lista de grandes defraudadores sin que lo haya cumplido y recordó también que la lucha contra el fraude fiscal del Gobierno del PP se saldó en 2013 con un 9% menos de recaudación que el año anterior.

Izquierda Unida, que ha registrado su iniciativa a través de su Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA y junto al Grupo Mixto, plantea que en el plazo de un año esa comisión de investigación que plantea crear analice la situación real del fraude fiscal, identifique el existente para cada impuesto. Las conclusiones que se obtengan durante los trabajos en este periodo deben ser aprobadas por el Pleno, comunicadas al Gobierno y trasladadas al Ministerio Fiscal, si procede.

Cayo Lara recordó que, según el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), el fraude fiscal alcanza hasta ocho puntos de Producto Interior Bruto (PIB) –unos 80.000 millones de euros-, una situación que está “perfectamente detectada” por los ciudadanos como así lo reflejan las distintas encuestas.

El máximo responsable de IU señaló también que la economía sumergida estaba situada en 2013 cerca del 29% del PIB. “Es cierto -explicó- que no son equivalentes los conceptos de economía sumergida y fraude fiscal. Pero no lo es menos que una parte de la economía sumergida se explica por la negativa a pagar todos o parte de los impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social”.

La iniciativa de IU recuerda también que, según Gestha, la deuda fiscal pendiente de cobro alcanza los 50.000 millones de euros, “lo que hace muy discutible el logro de objetivos serios en la persecución del fraude”.

Advirtió de que esta situación se repite desde hace años porque ningún gobierno ha querido plantar cara con decisión a un problema que “priva al Estado de recursos para financiar sus políticas sociales”.

Preguntado por los periodistas sobre qué espera de las próximas reformas económicas anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contestó con un irónico “que Dios nos pille confesados” en relación a este “espíritu reformista”. Valoró que la tan publicitada bajada de impuestos no va a ser tal y de ella sólo se beneficiarán las rentas más altas, con lo que habrá menos recursos a las arcas públicas y más recortes.

Sobre la posibilidad de que pueda haber dirigentes políticos de otras formaciones en una situación similar a la de Pujol, con dinero no declarado en el extranjero, Lara no desechó esa posibilidad, máxime cuando “teóricamente” nadie se enteró de que el dirigente catalán de CiU pudiera hacerlo durante más de 30 años. “No descarto que en esas conversaciones en la intimidad en catalán con Aznar hablaran sobre este asunto”, volvió a ironizar.