Nuet avisa de que la democracia "está enferma" y defiende en el Pleno del Congreso una Reforma Electoral en profundidad por "urgencia democrática"

El portavoz constitucional de IU, ICV-EUiA, CHA recuerda que la pasada legislatura hubo una subcomisión parlamentaria que abordó los cambios en la que “cuatro partidos decidieron pactar la ‘ley del silencio’ o mirar hacia otro lado”, en alusión a PP, PSOE, CiU y PNV

El diputado de Izquierda Unida y portavoz de IU, ICV-EUiA, CHA en la Comisión Constitucional, Joan Josep Nuet, ha avisado hoy en el Pleno del Congreso de que la democracia de nuestro país “está enferma”, entre otras razones por la “crisis política y de representatividad” existente, y ha defendido una reforma electoral en profundidad alejada de la de “los alcaldes asustados del Partido Popular”. El parlamentario catalán denunció las notables deficiencias del actual sistema electoral y ha advertido de que es una “urgencia democrática” reformarlo para que el sistema político “no siga hundiéndose”.

Durante el debate parlamentario para tomar en consideración una iniciativa de UPyD sobre reforma electoral, a la que Nuet expresó su voto favorable, el portavoz constitucional de IU señaló que es un debate “pertinente y necesario” por la “falta de representatividad de parte de la representación política de esta Cámara”.

El diputado por Barcelona enumeró que “son tres los problemas” de esa falta de representatividad: la “desigual distribución” de los escaños por circunscripción, la “asignación de escaños a las candidaturas en cada circunscripción”, lo que “impide que la fórmula electoral despliegue sus efectos de reparto proporcional” y, por último, criticó un “resultado general en las elecciones que contradice la voluntad política, es decir, que teniendo unas candidaturas más votos que otras, reciben menos escaños”. “Esto no es democracia”, sentenció.

La propuesta debatida, que finalmente fue rechazada con la suma de votos de PP y PSOE -precisamente las formaciones más favorecidas por el sistema electoral vigente-, sirvió para que Nuet detallara otras cuestiones de la “necesaria” reforma electoral sobre las que “también habría que debatir” en el Parlamento. Así, se refirió a la “posibilidad de rebajar la edad para poder votar a los 16 años”; a la reforma de los “requisitos para la participación política de los españoles residentes de manera permanente en el extranjero” o a la “eliminación del voto rogado”. Tachó este último punto como “una de las lacras más importantes de los últimos años, que trata a los españoles residentes en el exterior como ciudadanos de segunda”.

A lo largo de su intervención recordó que “al final de la pasada legislatura se desarrolló una subcomisión parlamentaria para la reforma de la ley electoral. En ella cuatro partidos decidieron pactar la ‘ley del silencio’ o mirar hacia otro lado”, en alusión a PP, PSOE, CiU y PNV.

“Parte de la representación de esos partidos –denunció rotundo- no viene de los ciudadanos, sino del sistema electoral injusto que les otorga un premio que no les han dado los votos”.

El parlamentario de IU también sugirió abrir el debate sobre la “regulación del ejercicio de voto de los extranjeros residentes en España” o sobre la “reformulación de la financiación electoral, para que el fraude electoral sea menor o desaparezca si es posible”. Apostó por una financiación electoral “pública y transparente”, para que los ciudadanos “sepan en qué y para qué se gasta el dinero”.

Joan Josep Nuet explicó que “debemos hacer reformas que mejoren la representatividad en nuestro país”. Explicó que “la democracia a veces cuesta dinero, pero hay que invertir en democracia” y que argumentar que una reforma “es muy cara” llevaría al “argumento subsiguiente, es decir, que las dictaduras salen más baratas”.