El PP se queda solo al rechazar la Proposición de Ley de IU, ICV, CHA que pedía derogar un punto del "anacrónico" Código Penal y evitar que sigan encausando a los trabajadores que hacen huelga

El diputado de IU y portavoz de Justicia, Gaspar Llamazares, responsabiliza al Gobierno de Rajoy de dar “directrices muy claras” a la Fiscalía para que lo aplique con la máxima dureza, mientras continúa con unas “políticas de recortes y contrarreformas del modelo laboral” que incrementan las protestas

El diputado de Izquierda Unida portavoz de Justicia del grupo de IU, ICV-EUiA, CHA, Gaspar Llamazares, ha reclamado hoy en el Pleno del Congreso la derogación el artículo 315.3 del Código Penal, que es “anacrónico” y “heredado del franquismo”, ya que se aprobó antes de la Constitución o la Ley Sindical y cuyo único objetivo es “disuadir a los ciudadanos de ejercer su derecho de huelga y protesta”.

Llamazares ha defendido esta tarde la toma en consideración de una importante proposición de ley para reformar el Código Penal y eliminar el mencionado punto, que establece penas agravadas para quienes “actuando en grupo o individualmente pero de acuerdo con otros coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga”. El Grupo Popular se quedó solo en la votación rechazando finalmente la iniciativa.

El diputado de IU por Asturias reconoció que ese artículo 315.3 “no debería estar en el Código Penal y, en ese sentido, asumimos la cuota parte de la responsabilidad en no haberlo derogado en su momento”. Seguidamente instó a aprovechar la reforma del Código Penal actualmente en trámite, “si es que sigue adelante tras el cambio de ministro”, para eliminarlo.

Gaspar Llamazares responsabilizó directamente al Gobierno de Mariano Rajoy de dar “directrices muy claras” a la Fiscalía para que aplique este artículo con la máxima dureza, mientras continúa con unas “políticas de recortes y contrarreformas del modelo laboral” que incrementan las protestas.

“Ayer mismo –recordó- la secretaria general de CC.OO en las Islas Baleares se vio ante la acusación de una serie de posibles delitos, fundamentalmente amenazas e insultos, con una petición de penas mantenida por la Fiscalía de cuatro años y medio. Les recuerdo que en el Madrid Arena, con homicidios, la Fiscalía pide también cuatro años”.

“Sólo se preocupan de posibles excesos de los trabajadores y de los piquetes en la huelga”, ha reprochado, al tiempo que apuntó a que hay más de 300 huelguistas encausados para los que se piden más de 80 años de cárcel. Criticó que frente a eso la Fiscalía “no ha hecho ni una sola acusación a ningún empresario en relación con las coacciones para paralizar el derecho de huelga”, delito recogido en ese mismo artículo del Código Penal.


El portavoz de Justicia de IU defendió “la interpretación democrática del derecho de huelga y no la interpretación penal, que pretende restringir y disuadir el ejercicio de este derecho”, lo que no parece una política casual cuando la reforma laboral “ha provocado un incremento del 300%  de descuelgue de los convenios colectivos y, naturalmente, un incremento de las horas de huelga de los trabajadores ante la situación de desprotección”.

Acusó al Gobierno del PP de que “en  vez de proteger a los más débiles, les golpea y protege a los más fuertes. No hay ni una sola denuncia por coacciones de los empresarios. Lo que vemos en estos momentos es la utilización de la mano izquierda por la mano derecha del Estado, por la represión”.

Para Gaspar Llamazares, estamos en una fase autoritaria en la que el Gobierno pretende elaborar una Ley de Seguridad Ciudadana que supone una “deriva autoritaria” para acallar la protesta, tratando el derecho de huelga como un ”agravante”, lo que “en democracia no es aceptable”.