Almunia confirma a Izquierda Unida que Rajoy y Feijóo no han presentado ningún proyecto en firme para la ampliación de los astilleros de Ferrol

El eurodiputado de Izquierda Unida, Javier Couso, la coordinadora de Esquerda Unida de Galicia, Yolanda Díaz, y el secretario General de CCOO de Galicia, Víctor Ledo, se han reunido este miércoles en Bruselas con el comisario saliente de Competencia, Javier Almunia, para conocer de primera mano la posición de la Dirección General de Competencia (DGC) de la Unión Europea en torno a la posibilidad de que el Estado español ayudara a Navantia para construir un nuevo dique flotante en Ferrol y se mejore así la capacidad de sus astilleros.

Hasta el momento, tanto el Gobierno central como el de la Xunta habían asegurado que la Comisión Europea había rechazado sus propuestas para la ampliación de las instalaciones de Navantia. Sin embargo, Almunia ha confirmado a Couso, Díaz y Ledo, que ninguna de las dos instituciones había presentado a la DGC un proyecto en firme.

Según explicó Almunia, para que la DGC apruebe la posible financiación de un Estado a una empresa, debe presentarse, además de una comunicación en forma de pregunta, - que es lo que se limitó a hacer el Gobierno- , un proyecto. Y eso, según el comisario, nunca sucedió. El Gobierno español hizo "una pregunta muy vaga al respecto", aseguró en la reunión Almunia, quien sostuvo que no hacía referencia al proyecto específico de Navantia en Ferrol.

En su respuesta, la Comisión indicó que, aunque las ayudas estatales están prohibidas en el Tratado de Funcionamiento, Navantia podría recibir fondos del Estado dependiendo de las características del proyecto presentado y de la región en la que se ubica la empresa, puesto que existe una provisión específica que permite las ayudas en las regiones deprimidas económicamente.

Para Díaz, el rechazo del Gobierno español, respaldado por la Administración Autonómica de Alberto Núñez Feijóo, pasa por alto que el proyecto sería "económica y técnicamente viable". De acuerdo a un estudio citado por la diputada gallega, la construcción tendría un coste de 140 millones de euros. A su juicio, "el Gobierno español y el Gobierno de Feijóo están utilizando a la Comisión y a la DGC como chivos expiatorios".

De acuerdo con Ledo, el sector de reparaciones está en auge y ha generado beneficios por más de 3 millones de euros en 2013. Además, en el caso de Navantia en Ferrol, sería necesaria la construcción de dos nuevos diques debido a las características de los nuevos barcos (mayor anchura y mayores doble casco de proyección).

Ledo recordó que Ferrol y la comarca de Ferrolterra "se encuentran en una situación de desamparo" y que "los nuevos diques son una esperanza" para la zona". Según sus cálculos, cada puesto de trabajo en la empresa genera otros cinco. En estos momentos, Navantia cuenta con unos 2.000 trabajadores en los astilleros de Ferrol. La empresa lleva 10 años sin aumentar la plantilla y de hecho, el número de trabajadores ha decrecido de forma notable.