La Comisión Europea justifica a IU que invirtiera 1,4 millones de euros en el campo de golf de la valla de Melilla porque “fomenta” el empleo y el deporte

Cretu, en su escrito, reconoce en primer lugar que la Comisión asignó una inversión de 1,4 millones de euros para que el Ayuntamiento de Melilla construyera el campo de golf porque “la política regional de la UE apoya las inversiones destinadas a impulsar el crecimiento y el empleo y considera que las infraestructuras deportivas públicas mejoran la vida de los ciudadanos de la UE”. 

Para continuar, explica que la ciudad de Melilla, con el campo de golf, deseaba “promover las actividades deportivas entre sus ciudadanos”, y que además, como las instalaciones están en un antiguo vertedero “no oficial”, también son beneficiosas para el medio ambiente puesto que contribuyen a “mejorar la gestión de los residuos urbanos”. 

Las imágenes de los inmigrantes subidos a la valla mientras varias personas juegan al golf sin percatarse de su presencia sacaron a la palestra una nueva vergüenza de esta Unión Europea que es capaz de promover un deporte de lujo en el mismo sitio en el que impide a palizas la entrada de ciudadanos provenientes de África en busca de una vida mejor. Para Albiol, que es miembro de la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, “que se dediquen 1,4 millones de euros de dinero público proveniente del Fondo de Desarrollo Regional para un campo de golf es una buena muestra de cuáles son las prioridades de la Unión Europea. Y resulta especialmente simbólico cuando este campo de golf está situado al lado de la valla de Melilla, donde se observa el drama cada día”.

 La portavoz de la Izquierda Plural estima que “la desfachatez” de la Comisión Europea, sin embargo, “llega a su máximo esplendor cuando intenta justificar que se destinen estos fondos europeos a un campo de golf diciendo que es para fomentar el deporte y el empleo”. “Realmente parece que la Comisión Europea se esté burlando de nuestra inteligencia”, sentencia.