De las Heras condena los últimos asesinatos por violencia machista y exige al ejecutivo de Rajoy que "no mire para otro lado" ante la "situación de máxima alerta en que nos encontramos"

Intervención íntegra ante el Pleno del Congreso de la portavoz parlamentaria de Igualdad de IU, ICV-EUiA, CHA (9 de diciembre)

Señorías, en primer lugar quiero mostrar en nombre de La Izquierda Plural nuestra indignación, nuestro dolor y el más profundo rechazo ante los asesinatos machistas que ayer, en tan sólo 24 horas, se cobraron la vida de dos mujeres y dejaron malherida a una tercera; 47 y 8 que se encuentran en estudio, son ya las mujeres que este año han pagado con su vida la violencia machista que se cierne como una lacra insoportable en una sociedad que se precie de serlo y que pone en serio cuestionamiento los propios cimientos de la democracia.

La responsabilidad y la obligación del Gobierno para erradicarla no es sólo exigible sino que en estos momentos, en los que vemos cómo va en aumento, es perentoria y urgente. El Partido Popular no puede seguir prorrogando la aplicación efectiva de las medidas necesarias que protejan a las mujeres que padecen violencia de género mientras que las pide que denuncien; no puede responsabilizar a los grupos de la oposición y a la sociedad en su conjunto sin, a la vez, llevar a cabo de forma decidida y con la suficiente dotación presupuestaria las políticas que permitan corregir todos los aspectos que están fallando o que no se están desarrollando correctamente de la Ley de 2004.

El Partido Popular, ante la situación de máxima alerta en la que nos encontramos, no puede seguir mirando para otro lado mientras legisla para recortar derechos fundamentales como la dependencia, la educación o el empleo, que aumentan de manera insoportable la brecha de desigualdades especialmente a las mujeres, mientras que, a la vez, sigue recortando las políticas específicas de igualdad entre hombres y mujeres y de lucha contra la violencia de género.

Hoy aprovechamos la moción presentada por el Grupo Socialista para exigirle al Gobierno que actúe y que lo haga de inmediato porque no podemos seguir por más tiempo escuchando a este o a aquel ministro, según le toque, que se va a profundizar en los análisis, que se van a integrar, siempre en un futuro, sistemas de seguimiento de los casos personalizados para incidir en la valoración de riesgos o que se van a incluir protocolos de actuación de acuerdo con esa valoración.

No podemos seguir esperando a que el Gobierno ponga en marcha campañas de sensibilización e información cuando no las ha llevado a cabo en toda la legislatura ni nos podemos creer que va a asegurar la educación en igualdad en todas las etapas educativas cuando ha impuesto una Ley de Educación que subvenciona a colegios que segregan por sexo o ha eliminado la educación para la ciudadanía.

No nos creemos que el Gobierno del Partido Popular a estas alturas, tras las múltiples e insistentes peticiones de toda la oposición, vaya a devolver a los ayuntamientos sus competencias en igualdad. No les creemos, porque a este Gobierno no le queda ya ni un ápice de credibilidad y le falta de manera demostrada la voluntad necesaria para abordar de forma decidida y sin dilación las medidas necesarias para acabar con la violencia machista.

No nos basta que nos diga que continuará analizando, que asegurará o que seguirá trabajando o que va a dotar presupuestariamente las partidas económicas destinadas a hacer reales y efectivas las medidas de lucha contra la violencia de género. ¿Cómo cree que nos lo podemos creer si acaban de aprobar los Presupuestos Generales del Estado del año 2015 consolidando los recortes que desde hace años vienen sufriendo las políticas específicas?

Apoyaremos, por tanto, la moción del Grupo Parlamentario Socialista y haremos responsable al Gobierno del Partido Popular si hoy no se compromete a actuar de manera clara, con plazos concretos y hechos constatables, a tomar todas las medidas de carácter urgente y necesarias que pongan freno y nos encaminen hacia la erradicación de la violencia machista. Gracias.