Centella ve "comprensible" que el Ministro de Finanzas griego no incluya a España en su gira europea ya que el gobierno de Rajoy "no pinta nada" en la UE

El portavoz parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA recuerda el apoyo personal en campaña del líder del PP al “candidato derrotado” de la derecha en Grecia y señala que “se limita simplemente a intentar ser el discípulo aplicado de lo que se le dicta desde otros lugares”.

El portavoz parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA en el Congreso, José Luis Centella, ha valorado como “comprensible” que el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, no haya incluido a España en la gira europea que ha emprendido nada más ser nombrado para el cargo, ya que el Gobierno de Mariano Rajoy es “una mera prolongación” del equipo de Angela Merkel y “no pinta nada” en la Unión Europea.

En declaraciones a los medios tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, Centella calificó al Ejecutivo 'popular' de “irrelevante” y consideró lógico que el Gobierno de Alexis Tsipras entienda que “hay poco que negociar en España”, aunque sí lo hay con otros Estados como Francia, Italia o Alemania, incluidos en la gira de Varoufakis.

En esta línea, Centella ha recordado que Rajoy optó por participar personalmente en la reciente campaña electoral griega para apoyar al “candidato derrotado”, el conservador Antonis Samarás, lo que demuestra que el Ejecutivo español “se limita simplemente a intentar ser el discípulo aplicado de lo que se le dicta desde otros lugares. Por tanto, entiendo comprensible que para el Gobierno griego España sea irrelevante”.

El portavoz parlamentario subrayó que la actitud de Grecia es compartida por otros Estados europeos, que “tampoco piensan que España pueda jugar ningún papel en la nueva etapa que se abre”, en la que la troika con la que Rajoy “se ha sentido muy a gusto” ya “no podrá imponer condiciones como hasta ahora”.

José Luis Centella opinó, además, que los cambios que se vislumbran en Europa “no le cuadran” a Rajoy y es la “consecuencia negativa” para nuestro país de su “seguidismo”. También es el motivo por el que el presidente del Ejecutivo “no quiere comparecer” en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la última reunión del Consejo Europeo, pese al tiempo que ya ha pasado desde su celebración en diciembre. “Entendemos que no sepa qué decir ni ante su propio Parlamento”, concluyó.