Ángela Vallina reclama hacer de “la cuestión de género” una “prioridad en la educación” para avanzar hacia la igualdad

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha reclamado esta tarde hacer de la cuestión de género una prioridad en la educación, para que nuestras sociedades puedan avanzar hacia la igualdad, durante un encuentro con periodistas de toda Europa centrado en la educación, con motivo del día internacional de la Mujer, que se celebra el próximo 8 de marzo.

“Los roles de género se transmiten y se aprenden de una generación a otra, por eso deberíamos hacer indispensable que la cuestión de género se convierta en una prioridad en la planificación de la educación y en materia de cultura”, ha dicho Vallina a modo introductorio.

La parlamentaria de IU, que es miembro de la Comisión FEMM del Parlamento Europeo, ha puesto sobre la mesa la desproporción que diversos informes muestran entre el número de hombres y mujeres que tienen títulos de educación secundaria superior (100 hombres por cada 139 mujeres) y cómo sin embargo esto no se refleja en la posición de la mujer en el mercado laboral.

Vallina ha explicado que “cuando nos fijamos en el área de conocimiento de esas titulaciones vemos, por ejemplo, que hay más tituladas mujeres en humanidades, mientras que los hombres copan las titulaciones en la rama científica”.

Esto, según ha explicado la eurodiputada, “confirma otra de las constantes que se ha puesto de manifiesto desde la teoría sociológica feminista en educación durante las tres últimas décadas: las mujeres optan más por carreras humanísticas y los hombres por las científicas por su socialización de género”.

“La relevancia social de este hecho en términos de prestigio social y de estabilidad en el empleo –ha continuado- radica en que esa elección es consecuencia de una socialización generalizada en nuestras sociedades que perpetúa la posición de privilegio de los hombres” ya que se forman de forma mayoritaria “para acceder a puestos donde están hoy los nuevos yacimientos de empleo”.

Son estos perfiles de formación y empleabilidad de mujeres y hombres los que para Vallina “contribuyen a reproducir igualmente la división sexual del trabajo tradicional”.

Por ejemplo, ha explicado, “en la mayoría de los países más del 70% de las personas vinculadas con las áreas de Educación o de Salud y protección social son mujeres, mientras que en las Ingenierías, Ciencias y Matemáticas, son los hombres”.

Para Vallina, un mejor equilibrio entre mujeres y hombres en la educación y en el mundo laboral, y ha recordado que si bien la Estrategia 2010-2015 de la UE dice velar por la promoción de la igualdad en el ámbito laboral, “no lo hace en educación y debería contemplarlo”.