IU ultima una iniciativa para registrarla el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo que plantea una batería de reformas para desarrollar una nueva estrategia de salud laboral

Esta proposición no de ley plasma buena parte de las propuestas debatidas con representantes de CC.OO y UGT en una reunión mantenida la semana pasada

Izquierda Unida ultima una iniciativa parlamentaria para registrarla mañana en el Congreso, coincidiendo con el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, en la que propone una completa batería de reformas legales concretas para instar al Gobierno a desarrollar una nueva estrategia de salud laboral.

Esta proposición no de ley, que IU concretará en la Cámara Baja a través de su Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, plasma buena parte de las propuestas debatidas con representantes de los sindicatos CC.OO y UGT en la reunión mantenida la semana pasada en la sede federal de esta formación, en la que estuvo presente su coordinador federal, Cayo Lara. 

Entre las medidas planteadas está “abordar el problema de las enfermedades profesionales como la gran asignatura pendiente de la salud laboral aplicando métodos efectivos en el sistema de notificación y registro para que deje de depender de las mismas entidades obligadas a la reparación del daño, las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social”.

La iniciativa que prepara IU reclama también “revertir las últimas modificaciones legales del sistema de mutuas subrayando su carácter público, intensificando el control de la Seguridad Social y mejorando la participación de la representación de los trabajadores en su elección, remarcando que sus objetivos prioritarios son la prevención de riesgos laborales y la reparación de los daños ocasionados por el trabajo, por encima del control de los costes económicos y la mejora de la competitividad de las empresas”.

El texto que se registrará mañana -en el que hasta el momento se ha dividido en 12 puntos su parte propositiva- detalla algunos casos y enfermedades concretas sobre las que considera que debe actuarse de manera específica. Así, plantea “recuperar la iniciativa pública” de acuerdo con los principios y ejes de la Estrategia Europea de Seguridad y Salud, ya que “es imprescindible para que en el siglo XXI dejen de producirse muertes por caídas en altura, atrapamientos o accidentes de tráfico”. De igual forma, pide “exigir especialmente a las empresas protocolos de evaluación y prevención de los riesgos relativos al cáncer profesional, la silicosis, las patologías derivadas del amianto y de las sustancias químicas, los trastornos musculo esqueléticos y las enfermedades de origen psicosocial”.

También reclama modificaciones específicas sobre la forma en que deben actuar los distintos profesionales implicados en el control y evaluación de todos los pasos previos, como “garantizar la profesionalidad del trabajo de los técnicos de prevención, eliminando cualquier tipo de presión que desdibuje la independencia de los Servicios de Prevención establecida en la LPRL, y evitando que se conviertan en muchos casos en instrumentos al servicio de las empresas” o “evitar que la salud laboral se convierta en una herramienta disciplinaria y de ajuste de plantillas. Para preservar el derecho constitucional a la salud se debe garantizar la independencia de los profesionales sanitarios, la confidencialidad de los datos y la voluntariedad, salvo en aquellos casos regulados por una norma específica”.

En el mismo sentido, la proposición no de ley de IU pide mejoras concretas como “poner en valor y dotar con suficientes medios, económicos y humanos al Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, al Instituto Social de la Marina, al Instituto Nacional de Silicosis, a la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo y a los órganos técnicos de las comunidades autónomas para favorecer el conocimiento a través de su labor investigadora” e “incrementar el número de inspectores y subinspectores de Trabajo para acercar nuestras ratios a las del resto de países de la Unión Europea, reforzar su formación y acentuar su especialización en materia de prevención de riesgos, con el fin de que estos puedan llevar a cabo de manera eficaz las funciones que legalmente tienen encomendadas”.

Texto con el borrador de la iniciativa en documento adjunto