García Rubio ve "oportuna" la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de CC.OO y UGT sobre renta mínima garantizada y adelanta que "IU la completará con una propuesta propia"

El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo señala que  “coincidimos con los sindicatos en que la propuesta sería financiada a través del Sistema de la Seguridad Social, bajo la modalidad de prestación no contributiva mediante trasferencia de los Presupuestos Generales del Estado”

El secretario ejecutivo federal de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, considera que la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por los sindicatos CC.OO y UGT sobre renta mínima garantizada es “oportuna, necesaria y cuenta con el pleno respaldo de nuestra organización”. De la misma forma, adelanta que “nuestra intención es completarla con una propuesta propia que llevaremos a debate al Congreso en este periodo de sesiones”.

García Rubio señala que “este respaldo específico al respaldo solicitado por los sindicatos lo vamos a concretar aún más de forma práctica en los próximos días a través de una reunión que mantendremos con ellos para coordinar nuevas acciones y medidas sobre esta cuestión”.

IU, a través de su grupo parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA. La Izquierda Plural, tiene registrada una propuesta en la que comparte objetivos, “con la que contribuiremos al debate parlamentario de la iniciativa sindical”, remarca el dirigente federal.

José Antonio García Rubio explica que “nuestra visión de la renta básica se basa en el derecho universal a una vida digna, garantizado por la Constitución Española. Ese derecho universal es exigible pero, naturalmente, sólo por quienes no lo tienen garantizado. Entendemos que el número de beneficiados por una iniciativa de este tipo podría llegar a cerca de dos millones de personas.  Tampoco la renta básica puede ser un sustituto de salarios bajos. Los salarios deben ser dignos. No se pueden construir coartadas para mantener trabajadores pobres”.

“Entendemos que asegurar una vida digna -detalla- no depende exclusivamente de garantizar una renta básica. Esto implicaría una visión exclusivamente monetarista y poco coherente con un modelo de Estado Social. Parece más completo, universal y eficaz considerar un sistema mixto, formado por rentas monetarias y servicios sociales garantizados (vivienda, energía, becas, etc). Por eso nuestra alternativa recibe el nombre de Rentas y Recursos Básicos Garantizados”.

El responsable económico federal de IU añade que “coincidimos con los sindicatos en que la propuesta sería financiada a través del Sistema de la Seguridad Social, bajo la modalidad de prestación no contributiva mediante trasferencia de los Presupuestos Generales del Estado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 41 de la Constitución Española: ‘Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad’.

García Rubio indica que “somos partidarios de utilizar el IPREM (532,31 euros/mes) como base de cálculo para la prestación individual, que deberá ser modulada en función del número de integrantes de cada unidad de convivencia”.

El dirigente federal de IU garantiza que “vamos a trabajar para que la ILP pueda ser aprobada antes de que termine la actual legislatura. De no ser así, será una de las primeras medidas que impulsaremos en el próximo Congreso. Tenemos una propuesta del mismo tipo pendiente de discusión en el Congreso e importantes elaboraciones legales en algunas comunidades autónomas como Madrid (Proposición de Ley de Derechos Mínimos Vitales) y Andalucía (Garantía de Derechos vitales).