Willy Meyer reclama más inversión pública en Sanidad en el I Congreso de la federación española de fibrosis quística.

El pasado viernes tuvo lugar en Madrid el I Congreso de la Federación Española de Fibrosis Quística, al que asistió el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer.

La fibrosis quística es la enfermedad genética hereditaria más frecuente en la raza blanza, 1 de cada 25 personas es portadora sana del gen responsable y 1 de cada 2.500 recién nacidos padece la enfermedad. La fibrosis quística afecta principalmente a los aparatos respiratorios y digestivo.

Willy Meyer quiso acompañar a la federación en este primer congreso principalmente digirido a personas con fibrosis quística, a sus familiares y al colectivo de profesionales socio-sanitarios que trabajan día a día en la fibrosis quística.

Willy Meyer explicó que se había acercado a la enfermedad cuando David Raya, enfermo de fibrosis quística, presentó una petición en el Parlamento Europeo para derogar la normativa secreta de transporte de líquidos en los aviones el pasado mes de mayo. Raya, quien sufrió múltiples problemas en el aeropuerto de Berlín al intentar pasar la seguridad con sus medicamentos, encontró apoyo en el eurodiputado, y gracias a su petición, la Comisión Europeo se comprometió a hacer pública esta normativa.

El eurodiputado quiso sumarse a las reivindicaciones de los participantes que exigían más inversión pública tanto para la investigación, como para los cuidados de estos enfermos. "Es intolerable, que mientras empresas como la petrolera total o el grupo Banesto obtuvieron 12.000 y 10.000 millones de beneficio respectivamente en el ejercicio anterior, o el grupo Banesto 10.000, las administraciones públicas reduzcan el gasto en servicios públicos como la educación o la sanidad" - señaló Meyer.

Para concluir, Meyer sugirió a la Federación que, junto con otras federaciones de otros países europeos, trasladen el tema a la Unión Europea, para demandar que las administraciones se sensibilicen con los enfermos de fibrosis quística, y se mostró a su entera disposición para poner en marcha en el Parlamento Europeo cuantas iniciativas crea la Federación que son necesarias.