Cayo Lara, a Rajoy: "Bájese del monte del radicalismo del FMI y gobierne, el tiempo que le queda, para la mayoría social de nuestro país"

Intervención íntegra del presidente portavoz del G.P. de IU, ICV-EUiA, CHA en su pregunta al presidente del Gobierno durante la sesión de control del Congreso de hoy 

Señor Rajoy, hoy que va a remodelar el Gobierno le hemos puesto fáciles las preguntas, es la misma que la anterior. ¿Tiene previsto seguir las últimas recomendaciones del FMI para nuestro país? Que conste que no nos hemos puesto de acuerdo (en relación a la pregunta anterior de Rosa Díez, de UPyD) 

Señor Rajoy, tenemos dos visiones diferentes sobre las reformas. El FMI parece que ha venido a ‘echarle un cable’ en la campaña electoral, abalando precisamente sus reformas que, a nuestro juicio, sólo han beneficiado al capital a costa de destruir empleo de calidad, bajar salarios y aumentar la pobreza. 

El FMI recomienda establecer un contrato único, ajustar salarios y horarios de trabajo, facilitar el descuelgue de los convenios, subir impuestos especiales y el IVA, entre otros. A esas medidas se ha sumado una vez más el Banco de España, de forma servil y vergonzosa y que, además, pide dar una vuelta de tuerca a la reforma laboral, liberalizaciones en el comercio, transporte y servicios profesionales. Es decir, abundan las recetas que hunden nuestra economía, deterioran la vida de los trabajadores e incrementan la desigualdad. 

El contrato único con indemnización creciente es una invitación a incrementar despidos y no resuelve la elevada rotación de empleo; nos pide ajuste salarial, cuando la mitad de los salarios son menores de 900 euros y un tercio de ellos están por debajo de 648 euros del salario mínimo, que tiene usted congelado. 

Se lo pregunte un día y se lo repito hoy, ¿podría usted vivir con 648 euros de salario? El descuelgue de los convenios deja desamparados a los trabajadores y quiebra la negociación colectiva. Subir los impuestos especiales y el IVA sólo acentuará la injusticia fiscal que ya es de las más altas de Europa. 

Señor Rajoy, las salidas democrática y social de esta crisis no pasan por las recomendaciones de FMI y por las de un Banco de España al servicio de la CEOE. Éstas son políticas fracasadas, que nos han llevado al mayor desastre económico y social que hemos conocido en la historia de nuestra democracia. Es evidente que el FMI sólo pretende elevar los beneficios del capital y garantizar el pago de la deuda a los acreedores internacionales a los que representa. 

Hay otra salida social a la crisis, un modelo con impuestos justos que evite despidos, genere empleo estable y salarios dignos. Ese es el camino y no el que traza el FMI. Señor Rajoy, ahora que se habla de radicalidad, bájese del monte del radicalismo del Fondo Monetario y gobierne, el tiempo que le queda, para la mayoría social de nuestro país.