IU apoya la huelga de las Brigadas contra incendios forestales por unas “condiciones laborales y salariales dignas” y responsabiliza al Gobierno por su “inmovilismo”

IU, a través de su Área federal de Medio Ambiente, ha mostrado su respaldo y solidaridad con los trabajadores de las ‘Brigadas de Refuerzo’ contra incendios, y ha criticado la “falta de voluntad de acuerdo” del Ejecutivo y de Tragsa, la empresa pública que lo gestiona

Izquierda Unida, a través de su Área federal de Ecología y Medio Ambiente, ha apoyado hoy la huelga convocada por las Brigadas contra los Incendios Forestales (BRIF) para reivindicar unas “condiciones laborales y salariales dignas” y, al tiempo, ha responsabilizado al Gobierno de Mariano Rajoy por su “inmovilismo”. IU, que ha mostrado su respaldo y solidaridad con los trabajadores de las ‘Brigadas de Refuerzo’ contra incendios, ha criticado la “falta de voluntad de acuerdo” del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como también de la empresa pública ‘Tragsa’, encargada de gestionar este servicio.
 
Según el Área federal de IU, que ha pedido al ministerio que atienda las reivindicaciones laborales de este colectivo, esta solidaridad se hace extensible también “a las demandas de estabilidad y mejoras en los puestos de trabajo en prevención y extinción de incendios forestales, así como en el mantenimiento de los parques naturales”. A su juicio, los últimos incendios ocurridos en nuestro país ponen de manifiesto “las carencias en materia de prevención”, tanto por el recorte en las partidas presupuestarias destinadas a este fin como por las “malas condiciones laborales” a las que somete a este colectivo.
 
Para IU, los operativos de prevención y extinción de incendios forestales deben encontrarse en “óptimas condiciones” para poder garantizar una conservación y mantenimiento adecuados de los espacios naturales. Asimismo, la prevención “contribuye a la lucha contra los problemas de despoblación y envejecimiento de la población rural”, asuntos en los que el trabajo en el monte “debe jugar un papel importante”.
 
Al respecto, Izquierda Unida considera que es necesario “luchar” contra los incendios forestales “más allá de la propia extinción”, cuando ya se han producido los desastres, que es una demanda de todos los sectores implicados que se repite en cada campaña.
 
Las BRIF –que dependen del ministerio dirigido por Isabel García Tejerina, a través de la empresa ‘Tragsa’-, están formadas por profesionales que actúan en incendios de nivel 2 o cuando las comunidades solicitan su intervención. Entre las reivindicaciones que justifican las jornadas de paros se encuentran, entre otras, su reconocimiento profesional como bombero forestal por parte de la empresa, para cambiar su condición actual de peones forestales.
 
Esta modificación les permitiría acceder a importantes mejoras en sus condiciones laborales, entre ellas el acceso a la jubilación anticipada, el reconocimiento de enfermedades profesionales, la segunda actividad -que les proteja ante un despido por alcanzar una edad o sufrir una lesión física-, o la inclusión de pluses salariales, como peligrosidad o disponibilidad horaria en sus nóminas.