Garzón expresa su rechazo a la "barbarie terrorista" en París e insta a seguir el ejemplo de España tras el 11M: "dejar trabajar a las fuerzas de seguridad y cumplir la ley"

El candidato a la Presidencia del Gobierno de Izquierda Unida-Unidad Popular cierra el acto organizado en Madrid por el Partido de la Izquierda Europea (PIE), que se ha convertido en una muestra de solidaridad con el pueblo francés

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha vuelto a mostrar hoy públicamente su “rechazo y repulsa a la barbarie terrorista” perpetrada en París en la noche del pasado viernes, al tiempo que ha instado a seguir el ejemplo de España tras el 11M: “Hay que dejar trabajar a las fuerzas de seguridad y cumplir la ley”.

El dirigente federal de IU intervino en un acto en Madrid organizado por el Partido de la Izquierda Europea (PIE) -que integran cerca de 40 formaciones a nivel internacional, entre ellas Izquierda Unida- y cuyo contenido, como no podía ser de otra manera, se convirtió en un encuentro de solidaridad multicultural con el pueblo francés. Al acto, convocado bajo el título de ‘La Europa de los Pueblos’, no pudieron acudir finalmente los representantes de la amplia delegación de partidos franceses integrados en el PIE, cuyos representantes habían regresado durante las horas anteriores a su país tras la primera jornada de actividades de ayer sábado.

Desde un atril cubierto por una bandera francesa, el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno insistió en el “respeto absoluto a la legalidad vigente” para atajar de raíz el ataque de los violentos y argumentó que “la lucha contra el terrorismo no puede servir como excusa para acabar con las libertades conquistadas con dificultad desde hace mucho tiempo”.

Indicó que “no puede haber un estado de excepción mundial” como única respuesta a los ataques terroristas. “Si se entra en este tipo de juegos -explicó- se entra en una espiral de la que es difícil salir, y esto no es bueno ni para las clases populares ni para la democracia”.

Garzón centró buena parte de su intervención en desarrollar los conceptos ilustrados de ‘libertad, igualdad y fraternidad’ y lo hizo desde un punto de vista histórico y económico, pero también político, ciñéndolos en buena medida a lo ocurrido en Francia. Con anterioridad a él intervinieron el secretario general del PCE, José Luis Centella, formación también integrada en el PIE, y Maite Mola, en calidad de vicepresidenta de la formación internacional.

“Igual que reclamamos respeto a la legalidad, como ocurrió tras los ataques del 11M en nuestro país, y pedimos respeto para el trabajo de las fuerzas de seguridad para que los responsables acaben en la cárcel, de la misma forma pedimos respeto para esos valores fundamentales antes expresados”, apuntó.

Garzón criticó que “el ejemplo a seguir no es el de Bush y sus guerras indiscriminadas contra el terrorismo”. Detalló también que “nuestros valores y principios están siendo amenazos por el terrorismo, pero también por aquellos procesos que quieren convertir esos mismos valores fundamentales en tópicos y asuntos manidos”.