Garzón asegura que "al terrorismo le hace más daño un juicio que un bombardeo" y señala que "cuando se legisla en caliente, suele salir mal"

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular constata desde Pamplona que allí donde va ve “ganas de votar a una candidatura de izquierdas, rupturista, ecologista, feminista, con unos valores y principios nítidos” como la que encabeza

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha reivindicado hoy desde Pamplona que los distintos gobiernos deben afianzar la coordinación y trabajar con las fuerzas de seguridad en sus respectivos países para hacer frente a ataques terroristas como los perpetrados el pasado viernes en París. “Cuando se legisla en caliente, suele salir mal. Tenemos tribunales, leyes y fuerzas de seguridad con instrumentos para combatirlo. Dejémosles trabajar”, aseguró.

Garzón desarrolla durante todo el día de hoy una apretada agenda de trabajo en la capital navarra junto a miembros de la candidatura Unidad Popular-Orain Batera, que culminará esta tarde con un encuentro-conferencia en la Escuela Navarra de Teatro. En un primer contacto mantenido con los medios esta mañana indicó a preguntas de los periodistas que al terrorismo “le hace más daño un juicio que un bombardeo. Hay que atajar también sus vías de financiación, no bombardear a la población de los territorios que han ocupado”.

En relación al anuncio del presiente francés Hollande de que incumplirá el déficit para financiar nuevas acciones militares, entre ellas bombardeos en territorio sirio contra posiciones del denominado Estado Islámico, valoró como “indignante” que se recurra a este tipo de explicaciones cuando “Europa amenaza a todos los gobiernos cuando plantean lo mismo pero para rescatar a sus ciudadanos”.

“La década pasada salimos a las calles para defender el ‘No a la Guerra’ y vamos a seguir defendiendo esa coherencia”, dijo. Garzón enfatizó que “al terrorismo hay que combatirlo con contundencia, pero desde la legalidad internacional. Combatamos al ISIS desde instrumentos que no nos lleven a una espiral del miedo y a la aniquilación de la población civil. Esas tácticas bélicas sólo benefician a los terroristas. Bush estuvo bombardeando países durante años y sólo provocó una intensificación del drama social, inestabilidad internacional, ejecuciones extrajudiciales y la creación de monstruos como el ISIS”.

Respecto a las propuestas políticas sobre este tema planteadas este año por el Ejecutivo de Mariano Rajoy señaló que “si quieren buscar medidas contra el terrorismo estaremos ahí. Queremos hablar de cómo dotar de recursos a las fuerzas de seguridad, de las causas reales de los bombardeos, pero también queremos hacer un llamamiento al rigor, a la calma, pero no a la puesta en marcha de otra guerra sin sentido”.

En contraposición a la respuesta que dio Bush tras los atentados del 11S en Nueva York, Garzón ha utilizado como ejemplo el trabajo realizado en nuestro país después de las acciones terroristas del 11M: “Al terrorismo le hizo más daño el juicio que siguió al 11M que la guerra de Irak. La guerra contra el terror de Bush pasará a los libros de Historia como un gigantesco error criminal. Perseverar en el error solo acrecienta la tragedia”.

En relación a otros temas, el diputado de IU explicó cómo percibe en las calles allí donde va que “hay ganas de votar a una candidatura de izquierdas, rupturista, ecologista, feminista, con unos valores y principios nítidos” como es la de Izquierda Unida-Unidad Popular que encabeza.

En este sentido, destacó que donde los candidatos y candidatas de Unidad Popular convocan actos y “nos encontrándonos con la gente en el día a día, nos están mostrando su acuerdo con la defensa que estamos haciendo de los valores y principios de izquierdas. Hay ganas de votar esta candidatura en un momento en el que el resto de fuerzas camina todas juntas hacia el centro electoral para maximizar rentabilidades electorales”.

En cuando a determinadas propuestas de su programa electoral se comprometió a “seguir representando los valores del laicismo para un Estado cien por cien laico”. En este punto hizo una alusión directa al “caso sangrante de las inmatriculaciones en Navarra. Aquí ha sido la sociedad civil la que ha denunciado más de 1.000 inmatriculaciones sin que la Administración haya hecho nada”.