IU celebra la derrota de Fujimori en Perú pero alerta del avance de “neoliberalismo” con la victoria de Kucynski

Izquierda Unida celebra la derrota de Keiko Fujimori en las recientes elecciones Presidenciales de la República del Perú al entender que la victoria que pronosticaban todos los sondeos hubiera llevado a los pueblos peruanos a reencontrarse con una de las partes más negras de su historia reciente, la dictadura corrupta de Alberto Fujimori, actualmente encarcelado por su responsabilidad como culpable intelectual de delitos de asesinatos, secuestros y torturas durante su mandato, y cuya liberación había sido una de las promesas electorales de Keiko Fujimori.

Sin embargo, Izquierda Unida muestra su preocupación ante la agenda neoliberal del candidato Pedro Pablo Kuczynski, al entender que representa un proyecto político muy alejado de las políticas sociales y para las clases populares que necesita uno de los países con mayor desigualdad de América del Sur.

Las políticas neoliberales que aplicó durante su mandato como Ministro de Economía, convirtiéndose en uno de los discípulos más aplicados de las recetas económicas de privatizaciones y recortes del Fondo Monetario Internacional, y su larga lista de intereses económicos personales vinculados a multinacionales de explotación de los recursos naturales hacen temer que el nuevo Gobierno del Perú continuará con un modelo de explotación de los recursos naturales cuyo único objetivo es beneficiar a la oligarquía peruana en connivencia con las transnacionales.

En ese sentido, Izquierda Unida muestra toda su solidaridad y apoyo internacionalista a los pueblos del Perú y todas las organizaciones políticas y sociales en su resistencia y lucha frente al empobrecimiento generalizado y la explotación de sus recursos naturales.