Garzón registra una iniciativa en el Congreso para crear un sistema público de evaluación en abierto de la producción científica que acabe con el “monopolio privado” actual

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida busca a través de esta proposición no de ley elaborada en colaboración con el Área Federal de Educación de la formación evitar que “resultados de investigaciones pagadas con dinero público se publiquen sólo en revistas de acceso privado”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Alberto Garzón, ha registrado hoy una proposición no de ley en la Cámara Baja para la “creación de un Sistema Nacional Público de Evaluación de la Producción Científica en Abierto”. Garzón busca con esta propuesta “acabar con el monopolio que ejercen las empresas privadas Thomson Reuters y Elsevier a la hora de publicar investigaciones científicas en nuestro país. Pretendemos poner fin así al criticado sistema comercial de evaluación actual que marca cómo se investiga en España y que, además, cuesta anualmente millones de euros de dinero público”.

La proposición no de ley registrada esta mañana va dirigida de forma indistinta tanto para su debate en pleno o en comisión, para hacer su tramitación más efectiva y rápida. Para su elaboración, el también coordinador federal de Izquierda Unida ha contado con la colaboración del Área Federal de Educación @IUeducacion de esta formación. 

Garzón entiende que esta propuesta de IU “es el primer paso para crear una evaluación justa de una investigación en nuestro país que debe estar al servicio de la ciudadanía”, al tiempo que denuncia que “sistemas de evaluación de prestigio integrados en instituciones públicas -como el DICE del CSIC o el INRECS, INRECJ e INRECH de la Universidad de Granada- tuvieron que cerrar en 2013 y 2014 por recortes presupuestarios”.

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida detalla que “queremos evitar que resultados de investigaciones pagadas con dinero público se publiquen sólo en revistas de acceso privado, en un sistema que prima el inglés y que fomenta unas prácticas investigadoras que arrastran numerosas críticas”.

En su parte propositiva, la iniciativa parlamentaria plantea directamente que “el Gobierno cree este Sistema de Evaluación Público de la Producción Científica Española en Abierto (SEPECA)” de acuerdo con dos criterios fundamentales:

“a.- Este sistema será implementado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en coordinación con las Comunidades Autónomas, a través de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

b.- La FECYT, como organismo público e independiente, arbitrará un sistema de valoración de la producción científica que permita prescindir progresivamente del índice JCR como criterio para la estimación de la calidad y evite la intervención de empresas externas”.

Alberto Garzón entiende que con el modelo actual “se ha extendido una cultura investigadora extremadamente competitiva. Se resalta una concepción individualista del conocimiento, guiada por el factor de impacto y las citas en publicaciones donde prima el corto plazo y la valoración no lectora de los trabajos. Una publicación vale tanto como es el factor de impacto de la revista donde se aloja”.

Subraya que “nuestra propuesta quiere significar también una alternativa frente al abandono de otros formatos de publicación más reflexivos y reposados, como las monografías, y frente al sesgo que también se introduce contra las Ciencias Sociales y las Humanidades por las metodologías normativizadas”.

Garzón comparte con el Área Federal de Educación de IU la idea fundamental de “proponer un sistema de acceso gratuito a las publicaciones científicas, basado en una evaluación rigurosa y transparente, y donde se valore el impacto social de la investigación. Es el primer paso para lograr otro sistema más justo, que responda a un modelo de ciencia para el bien común”.

Izquierda Unida responde así a los planteamientos más recientes sobre este asunto realizados al calor de las Declaraciones de San Francisco y de Berlín sobre evaluación de la investigación, que apuestan por el Acceso Abierto, siguiendo el mandato expreso de la Unión Europea en su programa Horizonte 2020.