Rosa Pérez Garijo, dirigente de IU y denunciante del ‘caso Taula’, exige a Rajoy “la inmediata salida de Barberá del Senado” al decidir el Supremo investigarla

La también diputada de EUPV en la Diputación de Valencia afirma que las investigaciones judiciales “demuestran que no estamos ante casos aislados de militantes o cargos institucionales del PP, sino que hablamos de los responsables de las principales instituciones del País Valencià”

La diputada de Esquerra Unida (EUPV) en la Diputación de Valencia, Rosa Pérez Garijo, ha mostrado hoy su “completa satisfacción”, también como denunciante del denominado ‘caso Taula’ y abogada de la acusación particular, tras conocer que el Tribunal Supremo ha aceptado el suplicatorio del juez instructor de esta causa para investigar a la ex alcaldesa de Valencia y actual senadora del PP, Rita Barberá, por un presunto delito de blanqueo de capitales. Pérez Garijo exige además a Mariano Rajoy en nombre de IU “su salida inmediata del puesto de senadora, que cada vez más avergüenza no sólo a la sociedad valenciana, sino a la de todo el Estado”.

Para Pérez Garijo, la apertura de la causa contra Barberá “demuestra que no estamos ante casos aislados de determinados militantes o cargos institucionales del PP, sino que hablamos de los responsables de las principales instituciones del País Valencià, como la propia Barberá o Alfonso Rus, ex presidente de la Diputación de Valencia”. 

La dirigente valenciana de IU recuerda que el planteamiento de esta formación siempre ha sido “no preguntarse por qué Rita Barberá no estaba siendo investigada por la trama Taula, sino por las verdaderas razones de que no pudiera serlo, una vez que la dirección del PP decidió al máximo nivel blindarla en el Senado ante cualquier posible incidencia”.

La representante de EUPV en la Diputación valenciana expresa también su “profunda satisfacción a nivel político y personal por el hecho de que la denuncia que ella misma presentó ante la Fiscalía Anticorrupción en julio de 2014 “haya llegado hasta aquí y se haya convertido a estas alturas en la mayor operación contra la corrupción en el Estado español”. 

En la actualidad, la instrucción del ‘caso Taula’ se ha separado en cuatro piezas separadas: la pieza A, relativa al presunto blanqueo de capitales en el Grupo Popular del Ayuntamiento de Valencia; la pieza B, sobre los trabajadores ‘zombies’ de Imelda; la pieza D, en la cual se investiga el contrato del ‘call center’ de la Diputación y, por último, la pieza E, relativa al presunto cobro de comisiones por la adjudicación de contratos en la ciudad de Valencia. 

Pérez Garijo sostiene que “se está demostrando lenta pero inexorablemente que el Partido Popular es el ‘Partido Podrido de corrupción’ en el País Valenciá. Vamos a contribuir decididamente a ‘descontaminar’ todas las instituciones, no sólo el Ayuntamiento o la Diputación valencianas,  sino también el Senado, donde de momento sigue atrincherada Barberá”.