IU busca impedir en el Congreso la construcción de un almacén temporal individualizado (ATI) en la central nuclear de Almaraz

Lo/as diputado/as Bustamante y García Sempere utilizan datos del propio Consejo de Seguridad Nuclear para razonar que “no es necesario construir este almacén” y temen que de hacerlo es “para facilitar otros 10 años o más de explotación” de la central

Izquierda Unida ha registrado en el Congreso una iniciativa parlamentaria con la intención de que esta cámara inste al Gobierno estatal a “rechazar la construcción de un Almacén Temporal Individualizado (ATI) en la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres)” y también a “no conceder en ningún caso la autorización para construir dicho almacén”.

Lo/as diputados de IU Miguel Ángel Bustamante y Eva García Sempere, como firmantes de la proposición no de ley, exponen que “no es necesario construir este almacén” y basan esta conclusión no en razones partidistas ni en meras especulaciones, sino en los datos que maneja y ha hecho públicos el mismísimo Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)

“El permiso de explotación de los dos reactores de Almaraz -se recoge en el texto- acaba, tras una primera prórroga, el 8 de junio de 2020 y cumplirán 40 años de funcionamiento en 2021 y 2022, respectivamente. Hay cálculos basados en los propios datos del CSN según los cuales las piscinas de los dos reactores pueden seguir almacenando los residuos hasta enero de 2022 y 2023, luego parece que no es necesario construir un almacén”.

En Izquierda Unida se han encendido todas las alarmas, si cabe, después de que el pasado 23 de septiembre el CSN informara favorablemente la solicitud para construir este ATI en las instalaciones nucleares de Almaraz. La sospecha de los parlamentarios García Sempere y Bustamante, tal y como recogen en su iniciativa, es que “si esta construcción se realiza todo indica que es para facilitar otros 10 años o más de explotación (de la central), ya que de otro modo la inversión económica no tiene sentido”.

Por ello, la proposición no de ley de Izquierda Unida recoge también un punto específico para que se mantenga “la fecha de cierre definitivo de la Central Nuclear de Almaraz cuando expire su prórroga, en junio de 2020”.

El requisito legal que falta ahora es la autorización por parte del Ministerio de Medio Ambiente para que Industria entregue el permiso definitivo.

Izquierda Unida recuerda que “a pesar del enorme historial de irregularidades y fallos de los dos reactores, y de que se ha sobrepasado el tiempo de uso previsto en su diseño, las compañías propietarias tratan de alargar su vida y los gobiernos de España se pliegan una y otra vez a sus peticiones”.

La iniciativa se completa con la petición para que se diseñe “un plan de reactivación económica para la comarca afectada”, al objeto de que la pérdida de ingresos que puede conllevar para las administraciones locales el cierre de la central no afecte de forma negativa a sus habitantes.

Además de esta proposición no de ley, el diputado Miguel Ángel Bustamante ha registrado también una pregunta parlamentaria para su respuesta por escrito por parte del Gobierno en funciones en la que le interpela directamente sobre si “¿La construcción del ATI en la Central Nuclear de Almaraz supone alargar la vida útil de dicha central?”, si “¿Tienen las piscinas de los dos reactores de la central suficiente capacidad para almacenar los residuos hasta la fecha en que se alcancen los 40 años de actividad?” y, finalmente, si “¿Considera el Gobierno que permitir la prórroga de la central sería compatible con un modelo de economía sostenible para la región?”