Comunicado de IU sobre el Día Mundial de Apoyo a Kobanê

La situación en Kurdistán está atravesando uno de sus momentos más complicados en las últimas décadas. El Gobierno de Turquía, cada día más autocrático, ha puesto al pueblo kurdo y su capacidad de generar alternativas de resistencia y transformación social en el punto de mira. Dentro de su propio territorio está desarrollando una ofensiva brutal contra los municipios de sureste, de mayoría kurda, arrasando los barrios más combativos de las ciudades. Con toques de queda en toda la zona y con una oleada de detenciones de periodistas, activistas, feministas, y cargos públicos, incluyendo los coalcaldes de la mayor ciudad, Diyarbakir, Gultan Kisanak y Firat Anli. En Kurdistán las autoridades municipales son enormemente significativas, pues el municipalismo y la gestión comunitaria de los recursos se encuentran en el centro del proyecto político de la izquierda kurda, así como la igualdad y la corresponsabilidad que se visibilizan con el hecho de que todas las localidades cuenten con coalcaldías ostentadas por un hombre y una mujer.

La situación represiva alcanza nuevas cotas de violencia para la población kurda que vive en el territorio sirio. Las frecuentes incursiones de Turquía, además de realizarse en contra de la legislación internacional, no tienen por objetivo combatir el terrorismo del Daesh, tal y como afirman, sino que pretenden frenar el avance de las fuerzas kurdas que han liberado grandes zonas del norte del país sin apoyo externo. Pretenden así aislar y terminar con un proyecto, como el de Rojava, de transformación social y empoderamiento popular que no tiene parangón en la zona, donde se han puesto en práctica medidas para garantizar la igualdad y la gestión colectiva de los recursos en un contexto de guerra enormemente complicado.

Para expresar nuestra solidaridad con el pueblo de Rojava, demandar la retirada del Partido de los Trabajadores del Kurdistán de la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, y reclamar la libertad de Abdullah Ocalan y el resto de presas y presos políticos kurdos, os instamos a participar en las movilizaciones que se producirán el día 1 de noviembre en diferentes territorios del Estado en el marco de Día Mundial de Apoyo a Kobane. Porque debemos seguir apoyando la libre determinación del pueblo kurdo y porque hoy este objetivo es imprescindible para asegurar una Siria democrática, federal, y en paz.