Albiol solicita por carta una reunión al embajador turco para trasladarle la “honda preocupación” de IU tras la detención de 11 líderes y diputado/as del HDP

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida señala a Ömer Önhon que “consideramos que este es un grave paso en la campaña de persecución contra la oposición democrática y de izquierdas al Gobierno de Erdogan, cada día más autocrático, además de ser parte de los ataques continuados que sufre el pueblo kurdo”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida, Marina Albiol, ha dirigido esta tarde una carta al embajador de Turquía en España, Ömer Önhon, en la que le solicita una reunión para, entre otras cuestiones, trasladarle la “honda preocupación” de esta formación “por la actual situación de los derechos humanos en Turquía, particularmente tras la detención de los co-líderes -Figen Yuksekdag y Selahattin Demirtas- y hasta nueve diputados y diputadas más del opositor Partido Democrático de los Pueblos (HDP)”.

Albiol considera también necesario este encuentro para conocer de primera mano la posición del máximo cargo diplomático turco en nuestro país “ante la actual criminalización que están sufriendo las fuerzas sociales y políticas de izquierdas y prokurdas, particularmente tras la situación de estos 11 diputados y diputadas”. 

“Consideramos -explica la dirigente federal de IU- que este es un grave paso en la campaña de persecución contra la oposición democrática y de izquierdas al Gobierno de Erdogan, cada día más autocrático, además de ser parte de los ataques continuados que sufre el pueblo kurdo, que en los últimos meses viene sufriendo una escalada de violencia por parte del ejército turco”.

Detalla también que toda esta situación “viene acompañada de toques de queda, destrucción de barrios completos, así como la detención de autoridades municipales en las zonas mayoritariamente kurdas del sureste de Anatolia”.

Marian Albiol explica al embajador Önhom que “desde nuestra organización entendemos y manifestamos que las violaciones de derechos humanos en Turquía crecen cada día, con ataques constantes a los derechos de las personas migrantes, a la libertad de expresión, y a las organizaciones sociales y políticas que mantienen una posición crítica, como demuestra la detención hoy mismo de los presidentes del sindicato DISK, uno de los mayores sindicatos de clase del país, además de dirigentes del sindicato educativo KESK y de la Asociación de Médicos”.

“Esto nos concierne de manera directa -razona la también portavoz del grupo de IU en el Parlamento europeo-, entre otros motivos, porque Turquía es un Estado candidato a entrar en la Unión Europea, además de un país con el que existen diferentes acuerdos en materia migratoria, económica o comercial a los que nos seguiremos oponiendo mientras persista la actual impunidad gubernamental”.