IU muestra su “total apoyo” y se suma a la movilización del sector artesanal de pesca para lograr una asignación justa y sostenible de los derechos de acceso a los recursos

Desde el Área Federal de Medio Ambiente se advierte de que “este sector ha sido maltratado por los sucesivos gobiernos estatales, que han desarrollado políticas pesqueras con un sistema de reparto que no han tenido en cuenta criterios socio-económicos”

Izquierda Unida, a través de su Área Federal de Medio Ambiente, manifiesta su “total apoyo” y se suma a la movilización convocada en Madrid desde la plataforma LIFE (Low Impact Fishers of Europe) para el próximo viernes, día 16, para respaldar una asignación justa y sostenible de los derechos de acceso a los recursos pesqueros en el Estado español.

Izquierda Unida, que se ha implicado en la elaboración del Manifiesto que acompaña a la convocatoria con diversas aportaciones de miembros del Grupo de Pesca de esta formación, muestra su “especial satisfacción” por el hecho de que el texto recoja varias de sus reivindicaciones históricas en esta materia. Entre ellas destaca, por un lado, el estricto cumplimiento del artículo 17 del Reglamento (UE) 1380/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la Política Pesquera Común (PPC) que obliga a los Estados miembros a aplicar criterios objetivos y transparentes de carácter medioambiental, social y económico en la asignación de las posibilidades de pesca.

Además, se reclama de forma explícita la desaparición de las ITQ, derechos de pesca transferibles, por ser un sistema de privatización de los recursos marinos que son un bien común y un patrimonio mundial.

Izquierda Unida, como es tradicional en la posición que defiende esta formación, “hace suyas las reivindicaciones del sector de la pesca artesanal y de pequeña escala que utiliza artes selectivas de bajo impacto” y lo evidenciará a través de su presencia al más alto nivel en este conflicto.

Para IU, “este sector ha sido maltratado por los sucesivos gobiernos estatales, que han desarrollado políticas pesqueras con un sistema de reparto que en muchos casos no han tenido en cuenta criterios socio-económicos”. Rechaza también que “los cálculos se hayan basado, además, en unos ‘históricos’ que el propio sector tacha de quiméricos, lo que ha supuesto dejar a muchos hombres y mujeres de la mar sin acceso a los recursos pesqueros básicos o en condiciones de precariedad laboral y vital”.

Esta formación llama a “secundar la movilización del día 16 y reafirma su respaldo a las reclamaciones de la flota para que el sistema de pesca sea sostenible y de bajo impacto, con un reparto justo y equilibrado, de manera que se garantice su medio de  subsistencia”.