Albiol acusa a populares y socialistas de “ir de farol” con Trump tras tumbar la propuesta de IU para que la Eurocámara debata sobre los derechos humanos en EE.UU

La portavoz de Izquierda Unida en Bruselas señala que “lo que no tiene cabida en este ‘paripé’ es que si dentro de dos días se vuelve a imponer el veto a que las personas procedentes de países musulmanes no pueden entrar en EE.UU, todos levanten la voz otra vez de forma hipócrita”

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha acusado a los grupos popular y socialista de “ir de farol” con el presidente de EE.UU, Donald Trump, después de que hayan tumbado que la Eurocámara debata en el Pleno de la próxima semana en Estrasburgo sobre la situación de los derechos humanos en EE.UU, tal y como solicitó de forma oficial hace dos semanas.

La propuesta de Albiol, gestionada a través del grupo parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), sólo recibió el apoyo de Los Verdes en la Conferencia de Presidentes, instancia donde se decide la agenda del Pleno. La excusa ofrecida por los representantes del Partido Popular Europeo (PPE) y de los Socialistas y Demócratas (S&D) es que es “demasiado pronto”. 

La eurodiputada y responsable de Relaciones Internacionales de IU critica que “populares y socialistas demuestran que su pretendida agresividad de la pasada semana, que les llevó incluso a pedir que se vetara al futuro embajador estadounidense ante la Unión Europea (UE), era impostada. Sobreactúan y en apenas siete días se ha vuelto a ver su servilismo de toda la vida”.

El tono de la UE con Trump ha cambiado “claramente” tras la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del pasado fin de semana en La Valeta. “Parece -valora Albiol- que ahora todos han asimilado ese perfil más bajo del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajan”, quien dijo en una entrevista que ‘EE.UU puede criticar, pero no insultar’.

Para la dirigente federal de IU “quizá hayan decidido que la estrategia de Mariano Rajoy de ofrecerse como ‘mediador’ es la más adecuada y que Trump ya no es una amenaza para Europa, como dijo al principio el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk”. 

“Lo que no tiene cabida en este ‘paripé’ -afirma Albiol- es que si dentro de dos días se vuelve a imponer el veto a que las personas procedentes de países musulmanes no pueden entrar en EE.UU, todos levanten la voz otra vez de forma hipócrita”. 

En el fondo, señala, “es su ‘modus operandi’: los derechos humanos les preocupan sólo cuando la opinión pública está preocupada o cuando ven que les puede afectar electoralmente. Pasó con Aylan y así pasa ahora con Trump”. 

Además, Marina Albiol se pregunta si “quizá lo que intentaban Manfred Weber y Gianni Pittella la semana pasada era poner una cortina de humo a lo que después se iba a aprobar en La Valeta”, un acuerdo con Libia “para convertir a este Estado fallido en nuestro ‘guardacostas’ en el Norte de África, eso sí gracias, entre otras cosas, a la intervención de la OTAN”. Ese pacto, insiste, “no es menos criminal que el muro de Trump”.