Garzón y Albiol trasladan por carta al embajador de Colombia su “profunda preocupación” por los “incumplimientos en el acuerdo de paz y el auge de los paramilitares”

El coordinador federal y la responsable de Relaciones Internacionales de IU detallan en la misiva que dirigen a Alberto Furmanski, entre otras cuestiones, que desde la entrada en vigor del acuerdo, apenas hace dos meses, “son ya 20 las personas asesinadas por paramilitares sin que el Gobierno colombiano haya puesto en marcha medidas efectivas de protección ni operaciones especiales de lucha contra el paramilitarismo”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y la responsable de Relaciones Internacionales, Marina Albiol, han enviado conjuntamente una carta al embajador de Colombia en nuestro país, Alberto Furmanski, donde le trasladan su “profunda preocupación por la situación que se vive actualmente” en este país debido a lo que los dirigentes de IU califican como “serias amenazas para la consecución de la paz, como el auge del paramilitarismo y el incremento de ataques a líderes sociales, así como la falta de cumplimiento inicial de parte del Acuerdo entre el Gobierno y las FARC-EP como, por ejemplo, la falta de acondicionamiento de las zonas ‘veredales’ (aquellas donde deben dirigirse los miembros de las FARC-EP para dejar las armas y normalizar su vida en el seno de la sociedad colombiana).

Garzón y Albiol detallan en su misiva que desde la entrada en vigor del acuerdo de paz, apenas hace dos meses, “son ya 20 las personas asesinadas por paramilitares sin que el Gobierno colombiano haya puesto en marcha medidas efectivas de protección ni operaciones especiales de lucha contra el paramilitarismo”.

Denuncian, a su vez, que todo ello se produce en el “marco de total pasividad de la Fiscalía a la hora de investigar los crímenes, tal y como ha señalado recientemente la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Medellín”.

“Igualmente -prosigue el texto de la misiva- quisiéramos trasladarle nuestro desconcierto ante las dificultades que está teniendo el trámite parlamentario de implementación de los acuerdos, a pesar de haberse diseñado un procedimiento urgente. Consideramos que el proceso de implementación legislativa no puede ser una renegociación de lo acordado y ambas partes tienen la obligación de cumplir lo firmado en La Habana”.

Alberto Garzón y Marina Albiol exponen al máximo representante diplomático colombiano en nuestro país el claro “compromiso” de Izquierda Unida “con la defensa de los derechos humanos, la paz, la justicia social y nuestra apuesta por unas relaciones internacionales basadas en el internacionalismo y la solidaridad entre los pueblos”. Esto es lo que lleva a “defender históricamente la necesidad de encontrar una solución política al conflicto armado y sus causas para acabar con una guerra que lleva ya demasiado años golpeando al pueblo colombiano”.

Para que no haya ningún género de dudas, insisten en que “desde Izquierda Unida celebramos el acuerdo alcanzado entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP y que entró en vigor el pasado 1 de diciembre. Consideramos un avance importante para la pacificación integral de Colombia el anuncio del establecimiento de las mesas de diálogo entre el Gobierno colombiano y el ELN, y esperamos que ambas partes, con la participación activa de la sociedad colombiana, puedan concluir pronto las negociaciones en un acuerdo de paz”.

El máximo dirigente federal de IU y la responsable de Relaciones Internacionales concluyen su carta al embajador colombiano informándole de que “miembros de nuestra organización viajarán durante estos meses a Colombia para apoyar en el monitoreo del cumplimiento de los acuerdos, reunirse con miembros de organizaciones políticas y sociales amenazadas, así como dar seguimiento a la ejecución del Fondo Fiduciario que la UE ha aprobado, con la colaboración del Estado español, para supuestamente apoyar el proceso de pacificación”.