Garzón traslada el “total y decidido apoyo” a las movilizaciones de la Mujer y de la Enseñanza del 8M y 9M que “tocan dos ejes vertebradores de la política de IU”

El coordinador federal de IU se reúne con representantes de las áreas de la Mujer y de Educación de esta organización para “ultimar los preparativos” de lo que será la participación directa de la militancia, los/as simpatizantes, así como de todo/as sus dirigentes y cargos públicos estos dos días

Valora con satisfacción que el feminismo “esté siendo ahora mismo la punta de lanza en la defensa de los derechos humanos en general, no sólo de las mujeres” y destaca que “queremos una educación que sea un sistema que eduque ciudadanos comprometidos con la igualdad, en la lucha contra el machismo e, igualmente, con la educación y los servicios públicos”

 

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha trasladado hoy el “total y decidido apoyo” de esta formación tanto a las movilizaciones previstas para el Día Internacional de la Mujer del próximo 8M, incluido el Paro Internacional de Mujeres que tendrá lugar en esa simbólica fecha, como a la Huelga General de la Enseñanza prevista para el 9M, tras la convocatoria unitaria hecha por todos los sectores de este colectivo. Garzón destacó que “estamos ante una semana muy importante porque toca dos ejes vertebradotes de la política de Izquierda Unida”, de ahí que a nivel estatal esta fuerza se vaya a volcar en respaldar ambas movilizaciones.

El máximo responsable de IU realizó esta valoración en declaraciones a los medios tras reunirse en la sede federal con representantes de las áreas federales de la Mujer y de Educación para “ultimar los preparativos” de lo que será la participación directa de la militancia, los/as simpatizantes de esta organización, así como de todo/as sus dirigentes y cargos públicos en estas movilizaciones.

Garzón resumió que el 8M es “el símbolo de la lucha por los derechos de la mujer en el sentido más amplio posible”, mientras que la huelga de la enseñanza del 9M supone la mejor muestra del decidido deseo de la sociedad a la hora de “defender una educación pública y de calidad”.

“En IU siempre hemos dicho que somos feministas -explicó- y, además, lo somos por convicción profunda y desde nuestras raíces. En nuestra sociedad vivimos un sistema cultural llamado patriarcado que oprime a las mujeres y que mata, no sólo en España sino en todo el mundo. Por eso una actitud feminista no sólo es la reivindicación del 8 de Marzo, sino que debe ser una práctica cotidiana que vaya mucho más allá de los gestos y de los símbolos”.

No obstante, Alberto Garzón apuntó que entre esos símbolos del próximo miércoles sí habrá uno “de los más importantes a nivel histórico y determinante, como es el paro internacional de mujeres. Es un hito en la medida en la que en la historia reciente no se ha producido algo de esas características”.

El coordinador federal de IU mostró su satisfacción por el hecho de que el feminismo “esté siendo ahora mismo la punta de lanza en la defensa de los derechos humanos en general, no sólo de las mujeres. La defensa del feminismo la debemos hacer hombres y mujeres. Cuando tenemos en nuestra sociedad especímenes cavernícolas como lo han demostrado algunos al poner a flote los ‘autobuses del odio’ creo que es más necesario que nunca reivindicar esos mensajes en contra”.

Insistió en la idea de que ese patriarcado contra el que hay que luchar “es un sistema cultural que debe combatirse desde muchos otros ámbitos y otro de ellos desde el que tenemos la oportunidad de hacerlo es el educativo. Donde se forman los valores y los principios machistas es en el ámbito de la sociedad pero también, a veces, desde la educación. Nosotros queremos una educación que sea un sistema que eduque ciudadanos comprometidos con la igualdad, en la lucha contra el machismo e, igualmente, con la educación y los servicios públicos”.

Garzón detalló que “somos conscientes de que en los últimos años se ha reducido uno de cada cinco euros que se destinaba a educación pública, se han incrementado los precios de las matrículas universitarias y se ha dificultado de esa forma que los hijos de los trabajadores puedan tener acceso a los estudios, fomentando así la desigualdad”.

Por estas y otras razones incidió en que “este es un momento clarísimamente oportuno para reivindicar una educación pública para todos y para todas. Hay que dar un mensaje muy claro y es que no debemos considerar inevitable el hecho de que la universidad cueste dinero. Hay muchos países en la Unión Europea en que su acceso es gratuito, en otros muchos su acceso es mucho más asequible que en España. Es perfectamente posible si hay voluntad política para generar una educación, no sólo universitaria, sino en general, adaptada a una sociedad de igualdad”.

“Eso es todo lo contrario -denunció- de lo que está haciendo el Partido Popular en los últimos años. Por lo tanto, vamos a secundar la huelga general educativa del 9 de Marzo en apoyo a esa comunidad educativa que ha conseguido muchas victorias en los últimos años pero que sigue reclamando cosas que, a nuestro juicio, son de sentido común”.

Preguntado por los/as periodistas sobre la necesidad de que se tomen medidas urgentes ante el incremento de los asesinatos machistas, Alberto Garzón valoró que cuando él denuncia un sistema cultural que oprime y castiga especialmente a las mujeres eso conlleva “que se hagan leyes, que haya un presupuesto y que se den políticas educativas que fomenten la igualdad. A veces nos encontramos con políticos y políticas de la derecha que hablan de feminismo el 8 de Marzo pero el resto del tiempo aprueban leyes que dificultan la emancipación de la mujer y su lucha contra la opresión a la que está sometida. Esa hipocresía hay que denunciarla porque no se trata de que el 8M se hable sólo de feminismo, sino ver la amplitud que tiene ese concepto y poner recursos suficientes para que las leyes no se queden en papel mojado”.

“Queremos leyes efectivas y nosotros no estamos aquí para el marketing político, sino para denunciar que las mujeres están siendo asesinadas por hombres en cantidades dramáticas y no podemos quedarnos de brazos cruzados. Hay que actuar con leyes y con dinero suficiente que respalde esa leyes, con una cultura que eduque en la igualdad y contra ese machismo, y hay que denunciar que aún vivimos en una sociedad muy machista”, apostilló.          

Rosalía Martín, por su parte, portavoz del Área Federal de la Mujer de IU en la reunión mantenida esta mañana, incidió en “el aumento de la mercantilización de la mujer” que se sufre hoy en día, en la “feminización de la pobreza”, así como en el peligro de que no se sepa atajar el “terrorismo machista” que asola nuestra sociedad. De ahí que hiciera un llamamiento para “tomar las calles” el próximo 8M como respuesta a todo ello.

Maite Pina, portavoz del Área Federal de Educación en ese mismo encuentro, destacó que Izquierda Unida estará el 9M “acompañando a padres, madres, profesores, alumnado y representantes de los servicios administrativos de la educación en defensa de la enseñanza pública y en contra de los recortes. Ahí tenemos que estar todos y todas porque la educación es algo lo suficientemente serio para que se deje sólo en manos de expertos”.