Garzón y los/as diputados/as andaluces de IU reclaman acceder a la información desaparecida en el Congreso sobre el asesinato del joven García Caparrós

El coordinador federal de IU y los/as parlamentarios/as por Málaga y Sevilla, Eva García Sempere y Miguel Ángel Bustamante, acompañados por Dolores y Puri, hermanas del joven asesinado el 4 de diciembre de 1977 en un crimen nunca esclarecido, registran una iniciativa para conseguir sin restricciones toda la documentación de la investigación parlamentaria que se desarrolló al año siguiente sobre este caso

Izquierda Unida, a través de su coordinador federal y portavoz parlamentario, Alberto Garzón, y de los/as diputados/as andaluces por Málaga y Sevilla, Eva García Sempere y Miguel Ángel Bustamante, respectivamente, han reclamado hoy formalmente en el Congreso tener acceso sin restricciones a la información que exista sobre la investigación parlamentaria y el trabajo realizado en la Cámara Baja sobre el asesinato del joven activista Manuel José García Caparrós en las calles de Málaga el 4 de diciembre de 1977, cuando se manifestaba por el avance de la democracia en Andalucía. Ahora se cumplen 40 años de un crimen del que nunca se pudo averiguar el autor o autores, ni su procedencia.

Garzón, García Sempere y Bustamante acudieron al Registro del Congreso a presentar su iniciativa en compañía de Dolores y Puri García Caparrós, hermanas del joven asesinado cuando tenía 19 años. Ambas registraron también una carta dirigida a todos los grupos parlamentarios para que apoyen las reclamaciones hechas en el mismo sentido que la iniciativa de IU.

En una rueda de prensa posterior en dependencias parlamentarias con los mismos protagonistas, Garzón recordó que pese al tiempo transcurrido, además de que no se ha podido resolver la autoría de este crimen político por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siguen sin aparecer informes y documentación parlamentaria sobre el trabajo realizado en este caso. Explicó que no se conoce el contenido del informe elaborado por la comisión de investigación parlamentaria -denominada entonces ‘Comisión de Encuesta’- y que faltan hasta tres días de las sesiones parlamentarias sobre este asunto.

De ahí que la diputada malagueña de IU, Eva García Sempere, y Alberto Garzón firmen la ‘Solicitud de datos, informes o documentos’ registrada esta mañana para reclamar “copia del informe completo de la investigación parlamentaria de la Comisión de Encuesta sobre los sucesos del 4 de diciembre de 1977 en Málaga -incluidos los diarios de sesiones de la Cámara de los días 13 de enero, 29 de junio y 9 de noviembre de 1978- que provocaron la muerte del joven Manuel José García Caparrós en la manifestación pro-autonomía de Andalucía”.

En su explicación a los periodistas, Garzón apuntó expresamente a las “responsabilidades políticas” de quienes “encubrieron” entonces lo ocurrido. Por ejemplo, recordó que el actual alcalde de Málaga, el dirigente del PP Francisco de la Torre, manifestó entonces durante la investigación que no había responsabilidades políticas.

El máximo responsable de IU aludió a que cerca de 300 personas murieron asesinadas durante la transición a la democracia debido tanto a “los grupos de extrema derecha como a los aparatos de represión del Estado” y aún hoy en día se mantiene el “interés político” en que estos hechos no se aclaren.

García Sempere coincidió con Garzón en destacar la “enorme importancia” de la iniciativa que se llevaba a cabo y en trasladar a la familia del joven asesinado todo el apoyo y el cariño de IU y de su grupo parlamentario de Unidos Podemos para contribuir a arrojar luz sobre el asesinato de Manuel José, “todo un símbolo de lucha por la democracia y por Andalucía”.

Alberto Garzón apostilló que espera que el resto de grupos parlamentarios “se sumen a la iniciativa para conocer la verdad”, puesto que tras las décadas trascurridas “hay una sociedad madura” para avanzar en la aclaración de hechos como éste.

Izquierda Unida, además de la documentación exigida hoy, ya pidió con anterioridad que se considere a García Caparrós como víctima del terrorismo y que reciba el homenaje que le corresponde como tal.

Sus hermanas defienden que 40 años después “no es de recibo” que ni siquiera puedan acceder a las conclusiones de aquella investigación parlamentaria y exigen “acabar con el pacto de silencio” que consideran que existe.

En la carta registrada hoy también por Dolores y Puri en el Congreso para que sus explicaciones lleguen a todos los grupos parlamentarios afirman que el día en que su hermano fue asesinado en Málaga ‘no hubo ninguna acción violenta por parte de los manifestantes’.

’En cambio -denuncian- algunos sectores de la ultraderecha ese día calentaron las manifestaciones con insultos y agresiones. También hubo un desproporcionado nerviosismo de la policía, que en el caso de Málaga terminó como bien saben en cargas y tiros. Nuestro hermano se cruzó en una de aquellas balas y murió camino del hospital, ayudado por gente buena y un pueblo de Málaga, y toda Andalucía, que lloró la muerte de un sencillo y humilde trabajador de 19 años. Nuestro hermano fue asesinado por la violencia policial’.

Las hermanas de Manuel José García Caparrós explican en su conmovedor relato que ‘a partir de entonces nuestra familia vivió un calvario. Nos cambió la vida. A los pocos años faltarían nuestro padre y nuestra madre. Lo intentaron todo y realmente estaban cansados de llamar a tantas puertas buscando la tan esperada verdad. Se hizo una investigación por parte del Congreso que no dejó claro casi nada. En todo ese proceso de investigación judicial desaparecen pruebas, aunque antes de perder la bala, ya se sabía que procedía de un arma policial’.

Además, manifiestan su ‘indignación porque no haya voluntad en las instituciones de esclarecer este asesinato y otros que se dieron en Andalucía en el periodo de la transición, del 1975 a 1981’ y reclaman ‘una ley específica que ayude a saber la verdad, para que haya justicia y reparación’.