Comunicado sobre la detención del fundador del
 movimiento BDS Omar Barghouti

Desde Izquierda Unida condenamos la detención del fundador del movimiento por el Boicot, las Desinversiones y las Sanciones (BDS) al Estado de Israel Omar Barghouti la pasada noche en su casa en la ciudad de Acre. Las autoridades sionistas utilizan una coartada tributaria para atacar de manera directa al fundador de este movimiento de resistencia no violenta al que pretenden acallar a nivel global. Con sus acciones, pretenden silenciar todas las voces críticas con la política colonial y de apartheid del Estado sionista, y continuar con la represión del movimiento BDS, que está siendo perseguido a pesar de promover acciones pacíficas de solidaridad con la lucha del pueblo palestino a través de la no cooperación de ningún tipo con las autoridades ocupantes. La oficina de la ONU para Oriente Medio publicó recientemente un informe que catalogaba como apartheid la situación impuesta por las autoridades sionistas y legitimaba el BDS como estrategia. Sin embargo, la persecución al BDS se da a nivel global, con las denuncias que entidades sionistas han realizado a los ayuntamientos del Estado español que democráticamente han tomado la decisión de sumarse a esta campaña.

Desde Izquierda Unida nos reafirmamos en nuestro compromiso con el movimiento BDS, un movimiento legítimo de resistencia y lucha. Condenamos esta detención y exigimos la liberación inmediata de todos los 6500 presos políticos palestinos que se encuentran en las cárceles del Estado de Israel, incluyendo los 300 niños y niñas presos. Exigimos además a las autoridades españolas y europeas que hagan suyas estas demandas y rompan las relaciones con un Estado que tiene el colonialismo y la opresión del pueblo palestino como base.