Garzón reclama a Montoro que “aplique ya” el impuesto a las transacciones financieras para recaudar 1.000 millones más como Italia o Francia de la “minoría ultra rica que ha saqueado el país”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de IU recuerda al ministro de Hacienda en la sesión de control al Gobierno del Congreso que este impuesto del 0,01% “no es un instrumento revolucionario, pero permite recaudar” a partir de un “descomunal volumen de transacciones financieras, que no son de la economía real y que sólo significan especulación”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reclamado hoy en el Congreso al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que “aplique ya” el impuesto a las transacciones financieras. Argumentó que de esta manera, aplicando por ejemplo el 0,01% a este tipo de movimientos como ya hacen Italia o Francia, podrían recaudarse cerca de 1.000 millones de euros “de la población ultra rica de nuestro país que especula con ello” y que es la misma “que ha saqueado este país”.

Garzón planteó este debate al titular de Hacienda del Ejecutivo de Mariano Rajoy al preguntarle durante la sesión de control al Gobierno si “¿piensa establecer algún tipo de impuesto a las transacciones financieras?” El máximo responsable de IU comenzó su intervención con un toque de ironía al señalar al ministro que “al principio de su respuesta creía que me iba a sorprender, creía que de verdad lo iban a aplicar, pero inmediatamente después ha hablado de armonización y ya me he dado cuenta de cuál es la trampa”.

Explicó que “se lleva muchos años hablando de esto en la Unión Europea. Se trata de un impuesto muy pequeño a la compra de bonos y acciones, y todavía más pequeño a la de los productos derivados. Tiene que ver con el descomunal volumen de transacciones financieras, muy por encima de lo que son las transacciones en la economía real, y todo eso sólo significa en última instancia especulación y especulación”. 

“Nosotros -insistió Garzón- lo que decimos es que apliquemos ese impuesto desde ya. No lo decimos creyendo que esto sea un instrumento revolucionario, no lo es, pero permite recaudar. Italia y Francia, a diferencia del Gobierno de España, lo han establecido ya y han recaudado del orden de 1.000 millones, siendo un impuesto del 0,01%; imagínese lo revolucionario que es el 0,01% a ese porcentaje de la población ultra rica de nuestro país que especula con ello”. 

Ante las ‘largas’ dadas por Cristóbal Montoro en su respuesta sobre la posible fecha de aplicación de este impuesto, el portavoz parlamentario de IU llevó el tema al ámbito concreto y le señaló que “usted que está redactando ahora los Presupuestos Generales del Estado no creo que sea capaz de decir que no le vendría nada bien a la sanidad pública, a la educación pública, a las pensiones públicas o a los servicios públicos tener del orden de 1.000 millones adicionales extraídos de una minoría de la población que, por cierto, es la que ha saqueado este país”.    

En tono más académico, explicó también que “algo que aterrorizaría incluso a Adam Smith y a David Ricardo es el hecho de que si el PIB es una tarta, cada vez va menos de esa tarta a los salarios y más a los beneficios empresariales, pero esos no se trasladan a la economía real, a generar inversión o empleo, sino que se dedican a especular en los mercados financieros, los mismos que las autoridades financieras europeas han inundado con dinero”.

Alberto Garzón razonó también que “el Banco Central Europeo inyecta más de 60.000 millones de euros al mes a esos mercados financieros, que incrementan la desigualdad de una forma espectacular. Es falso que exista algo así como un ‘capitalismo popular’, como decía Margaret Thatcher, porque la mayoría de los mortales en este país tienen la mayor parte de sus activos financieros en cuentas corrientes, mientras que una minoría, como dice el Banco de España, tienen su dinero en acciones, en bonos y otra serie de activos que dan una enorme rentabilidad”.