Garzón avisa que la “red mafiosa” que ha incorporado el PP a su funcionamiento convierte al partido de Rajoy en un “problema para la democracia”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de IU afirma que en el marco de la ‘Operación Lezo’ que ha llevado a prisión a Ignacio González, a su hermano y a una red de personas de confianza hay afectados con un papel “dramático”, empresas privadas “necesarias” para ejecutar los delitos y hasta periodistas y medios de comunicación que tratan de tapar lo ocurrido, además de un “gravísimo chivatazo” al principal implicado por personas del Gobierno de Rajoy

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, considera que el PP de Mariano Rajoy tienen incorporada en su funcionamiento una “red mafiosa” que le convierte en un “problema para la democracia”, como se ve en los múltiples casos de corrupción que afectan casi a diario a importantes dirigentes de esta formación..

Garzón, en una entrevista en ‘Las Mañanas’ de Radio Nacional de España, valoró que el caso de la denominada ‘Operación Lezo’, la trama de corrupción que ha llevado a prisión al ex presidente ‘popular’ de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a su hermano y a una red de personas de su confianza por el desfalco de dinero público del Canal de Isabel II, “se queda muy corto” con la dimisión de la ex líder del PP madrileño y hasta ayer su portavoz en el Ayuntamiento, Esperanza Aguirre.

Desgranó que en este caso hay diversos afectados con un papel “dramático”, empresas privadas “necesarias” para ejecutar los delitos y hasta periodistas y medios de comunicación que tratan de tapar lo ocurrido, además de un “gravísimo chivatazo” a González por personas del Gobierno de Rajoy.

Sobre Aguirre, reconoció que es “difícil” saber de verdad si ha dejado definitivamente la política. Recordó que es “la tercera vez que dimite”, aunque en esta ocasión se ha visto obligada a hacerlo en un “contexto muy evidente de corrupción estructural”, después de que hayan entrado en prisión sus dos personas de máxima confianza, Ignacio González y Francisco Granados.

En sus declaraciones, alertó de que resulta “muy evidente” que la investigación judicial aparece obstaculizada por “una parte importante del PP” y criticó que el comportamiento de la Fiscalía Anticorrupción en cuanto a las trabas a la justicia “no tiene nombre”. Hizo responsable último de todo ello a nivel político a la “alta cúpula” del Partido Popular, incluido el propio Rajoy.

Alberto Garzón valoró también que la declaración que el presidente del Gobierno deberá hacer en los juzgados como testigo sobre su conocimiento de la financiación irregular en el partido que lidera no servirá para conseguir “información adicional nueva”, aunque si apuntó al “deterioro profundo” que supone para la democracia y la “imagen tan espantosa” que nuestro país ofrecerá al mundo cuando se vea a su presidente ante un tribunal.

El coordinador federal de IU detalló que el problema principal es el “bosque” de la corrupción que existe en España, más allá de los “árboles” concretos. En este ‘bosque’ incluyó a las “mafias instaladas en todas las instituciones del Estado” necesarias para ejecutar este sistemático “crimen organizado” de saqueo de fondos públicos por varias vías.

A pesar de todo ello y a que tanto al PSOE como a Ciudadanos les “sobran razones y argumentos” para que dejen de apoyar al Ejecutivo de Rajoy, al que auparon al poder con sus votos hace apenas seis meses, consideró que ambos, principalmente los socialistas, están “absolutamente neutralizados” como oposición por un PP que amenaza con el “botón nuclear” de la convocatoria de nuevas elecciones, cuando el PSOE carece de un candidato.