García Rubio advierte de que los datos del paro en abril “debidos a la mejora en la hostelería y el comercio por la Semana Santa no pueden ocultar la persistente precariedad”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de IU apunta a los “negativos datos estructurales que encierran las nuevas contrataciones, que dejan en evidencia el triunfalismo del Ejecutivo de Mariano Rajoy, ya que sólo el 9,4% de los nuevos contratos son indefinidos y, del total de ellos, sólo 5 de cada 100 lo son a tiempo completo”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, valora que el descenso del paro registrado correspondiente al mes de abril hecho público hoy “se enmarca en unas cifras que reflejan una mera mejora cuantitativa, pero que no pueden ocultar la persistente precariedad de la contratación laboral motivada por la reforma laboral del PP. Por tanto, siguen muy vigentes las justificadas reivindicaciones reclamadas por los/as trabajadores/as y los sindicatos de clase en las decenas de manifestaciones por todo el Estado del 1º de Mayo pasado”.

García Rubio recuerda que “la principal causa de que haya bajado el paro registrado y haya habido un aumentado la afiliación a la Seguridad Social se debe a la buena campaña en la hostelería y del comercio propiciada por las vacaciones de Semana Santa. Las cifras de abril no marcan ninguna tendencia para el futuro ni auguran ningún avance sustancial en la calidad y la mejora del mercado de trabajo”.

“De ahí -explica- el fuerte contraste existente entre los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este año, claramente negativos, pero que son los únicos homologados a nivel de la Unión Europea, y las cifras de paro registrado en abril. Pese a que estos últimos son mejores que los de años anteriores, no se acercan ni de cerca de la mejora general de la economía que tanto enfatiza el Gobierno del PP”.

Para el responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de IU, “los mejores datos cuantitativos de las cifras del paro del mes pasado en modo alguno pueden esconder los negativos datos estructurales que encierran las nuevas contrataciones, que dejan en evidencia el triunfalismo del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Por un lado, sólo el 9,4% de los nuevos contratos son indefinidos y, del total de ellos, sólo 5 de cada 100 son indefinidos a tiempo completo”.

“Además, los salarios se mantienen muy bajos, que es una de las dianas fundamentales conseguidas por la reforma laboral de 2012, por lo que aumenta el número de los que se ha dado en llamar ‘trabajadores pobres’ que no llegan a final de mes pese a su empleo y, con ellos, la desigualdad social”, señala García Rubio.

El dirigente federal de IU indica también que “la ‘guinda’ a todo ello la pone el hecho de que más del 25% de las personas que están en paro llevan en esta situación más de cuatro años, lo que supone estar inmersos en una situación difícilmente recuperable”.