IU muestra su “total rechazo” a las “injustas condenas a prisión, que son políticas” impuestas por Marruecos a los activistas saharauis del ‘Campamento de la Dignidad de Gdeim Izik’

La responsable federal de Relaciones Internacionales de IU, Marina Albiol, advierte de que estas penas, que incluyen ocho cadenas perpetuas, “no son más que el fruto final previsto y sabido de un ‘juicio farsa’ que culmina cerca de siete años de detenciones y prisión irregulares, así como de una vista oral que, como denunciamos durante meses, al igual que múltiples observadores internacionales, se ha desarrollado sin las mínimas garantías legales”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida, Marina Albiol, muestra el “total rechazo” de esta formación a las “absolutamente desproporcionadas e injustas condenas a prisión, que realmente son políticas” impuestas por un tribunal de Marruecos a la más de una veintena de activistas saharauis detenidos hace cerca de siete años en el violento desmantelamiento del conocido como ‘Campamento de la Dignidad de Gdeim Izik’, que han permanecido arrestados desde entonces sometidos a torturas y palizas, tal y como han constatado asociaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos.

Las condenas hechas públicas la pasada madrugada por la Sala Penal del Tribunal de Apelación de Salé oscilan entre ocho cadenas perpetuas, tres condenas a 30 años de prisión, otras cinco a 25 años, tres penas más de 20 años, así como otras cuatro que varían entre los seis años y medio, y los dos.      

Para Albiol, estas condenas “no son más que el fruto final previsto y sabido de un ‘juicio farsa’ que culmina cerca de siete años de detenciones y prisión irregulares, así como de una vista oral que, como desde IU denunciamos durante meses, al igual que múltiples observadores internacionales, se ha desarrollado sin las mínimas garantías legales”.

“Salvo en casos muy contados -apostilla la dirigente federal y también portavoz de IU en el Parlamento Europeo- las penas a los activistas saharauis son las mismas que ya impuso en 2013 un tribunal militar de Rabat y que, tras las irregularidades detectadas y cambios legales de última hora realizados con urgencia, debido en buena parte a la presión internacional sobre las autoridades de Marruecos, fueron anuladas por el Tribunal de Casación”.

Marina Albiol manifiesta con claridad que “con lo sucedido ahora, las autoridades marroquíes se salen con la suya en su objetivo de convertir los fallos a los activistas del  ‘Campamento de la Dignidad de Gdeim Izik’ en una acción ejemplarizante y disuasoria que le sirva para continuar con la represión a todo el movimiento saharahui democrático”.

La responsable federal de Relaciones Internacionales de IU recuerda que “desde nuestra formación hablamos con pleno conocimiento de causa de lo ocurrido, ya que hemos estado presentes ‘in situ’ en varios momentos de este largo juicio, lo hemos seguido con regularidad y hemos podido comprobar sus múltiples y sucesivas interrupciones sin motivo legal alguno”.

“De esta forma -destaca- estamos en disposición de denunciar la complicidad política del Gobierno de Mariano Rajoy con las autoridades del Reino de Marruecos en este delicado asunto. Parece que más preocupado por mirar a otros lados del mundo, el Ejecutivo del PP, con Rajoy y el titular de Exteriores, Alfonso Dastis, a la cabeza, ni siquiera quisieron atender nuestra argumentada petición de la semana pasada para que hubiera una presencia de la diplomacia del Estado español en calidad de observadores en la etapa final del juicio”.

Albiol apunta que “el Gobierno español no ha estado a la altura de la gravedad de este caso, eso a pesar de las responsabilidades y de la deuda política histórica que mantiene el Estado español tras la ocupación ilegal por Marruecos de los territorios del Sáhara Occidental. Otros ejecutivos como los de Finlandia, Dinamarca, Suecia, Suiza, Holanda o Noruega sí que movilizaron a sus respectivas embajadas para tener información de primera mano de lo que estaba ocurriendo”.

La responsable de Relaciones Internacionales de IU insta al Gobierno del PP a “que dé una valoración detallada sobre qué le parecen estas sentencias y explique si va a mantener sus relaciones preferenciales con un Estado ocupante y represor”.