IU exige al Gobierno de Rajoy que “garantice una solución que respete los derechos” de las 54 personas saharauis en huelga de hambre en el aeropuerto de Barajas

La Responsabilidad de Internacional de IU emite un comunicado Internacional en el que destaca que estos/as solicitantes de asilo proceden de los campamentos saharauis de Tinduf, en mitad del desierto argelino, “que dependen de la ayuda humanitaria para subsistir y, desde la llegada del PP al Gobierno, se ha recortado en más de un 70%”

Izquierda Unida Federal, a través de su Responsabilidad de Internacional, ha elaborado un comunicado para exigir que el Gobierno de Mariano Rajoy “garantice una solución que respete los derechos” de las 54 personas saharauis que se encuentran en huelga de hambre en la Terminal T3 del aeropuerto de Madrid Barajas. Para IU, su situación “pone de relieve las inaceptables condiciones de los espacios habilitados para la permanencia de las personas demandantes de asilo, tal y como han denunciado en repetidas ocasiones organizaciones como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado”.

IU respalda que estas personas se pusieran “en huelga de hambre por la precaria situación en la que están, todos juntos y prácticamente hacinados, sin higiene ni espacios en los que dormir a pesar de llevar ahí más de 48 horas”.

El comunicado recuerda que “no puede obviarse que estas personas vienen de los campamentos saharauis de Tinduf, donde viven decenas de millares de personas refugiadas desde la ocupación marroquí del Sáhara Occidental en 1976. En mitad del desierto argelino, estos campamentos dependen de la ayuda humanitaria para subsistir y desde la llegada del Partido Popular al Gobierno, en 2011, se ha recortado en más de un 70%”.

Izquierda Unida denuncia que estos recortes “han desencadenado una situación de emergencia humanitaria en los campamentos saharauis, donde se han generado situaciones de escasez de recursos alimentarios o sanitarios básicos”.

“Esto es especialmente grave -apostilla- teniendo en cuenta la responsabilidad histórica del Estado español en la situación de exilio que sufre el pueblo saharaui, dado que, como potencia ocupante legal, no ha efectuado una descolonización efectiva del territorio”.

Para IU, en consonancia con las demandas de las autoridades saharauis, “la solución de este problema debe ser política, y el Estado español debe trabajar para conseguir la plena autodeterminación del pueblo saharaui, en línea con las resoluciones que viene aprobando la Asamblea General de la ONU desde 1991”.

Por todo esto, es importante señalar “la responsabilidad directa del Gobierno de España en la situación concreta de estas 54 personas, que huyen de la emergencia generada, en primer lugar, por la ocupación del Sáhara Occidental, que los obliga a vivir como refugiados en el desierto argelino y, en segundo lugar, por los recortes en políticas de cooperación, que les han llevado a una situación de emergencia humanitaria”.

De ahí la clara exigencia de Izquierda Unida para que el Ejecutivo del PP “garantice una solución a esta situación que respete los derechos de estas 54 personas, pero sobre todo cambiar su política exterior para que el pueblo saharaui pueda vivir en paz y dignidad”.