IU pide que Cospedal explique en el Congreso si Rajoy comprometió ya con Trump la compra de cazas F-35 por al menos 6.000 millones de euros

La iniciativa parlamentaria firmada por los diputados Garzón, Bustamante y Alonso busca conocer también si ambos presidentes o sus equipos trataron este polémico asunto en su encuentro de esta semana en la Casa Blanca

Izquierda Unida ha registrado hoy la petición de comparecencia en el Congreso de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que dé cuenta de “los compromisos de gasto militar exigidos al Gobierno por la Administración de Estados Unidos, incluida la próxima compra de aviones F-35 por hasta 6.000 millones de euros que, según informaciones periodísticas, facilitaron la última cumbre bilateral en Washington, todo ello en un contexto de elevadas necesidades sociales y laborales que atender en España de las que no son ajenas los miembros del Ejército”.

La iniciativa la firman el portavoz parlamentario de IU, Alberto Garzón, junto a los diputados Miguel Bustamante y Félix Alonso, este último encuadrado en En Comú Podem.

Izquierda Unida sale así al paso de recientes informaciones periodísticas que vinculan este tema con la concreción del encuentro mantenido esta semana en la Casa Blanca por el presidente estadounidense, Donald Trump, y el español, Mariano Rajoy. La compra de estos aviones a desarrollar en los próximos años se habría tratado en los contactos mantenidos por ambos equipos y se enmarcaría en las exigencias lanzadas por Trump al comienzo de su mandado para que los Estados miembros de la OTAN, como lo es el español, eleven sustancialmente su gasto militar y, consecuentemente, la compra de armamento.

El mandatario estadounidense no ha ocultado en todo este tiempo su intención de que la industria armamentística de su país se beneficie especialmente de este incremento del gasto militar. Por su parte, el Ejecutivo español del PP ha mostrado también su voluntad para sustituir los aviones F-18 y los Harrier que actualmente están en uso, actuación donde encajaría la compra de los F-35.

El gasto comprometido supuestamente de cerca de 6.000 millones de euros en este programa de aviones de guerra para ejecutar en los próximos años contrasta con los sucesivos recortes impuestos por el Gobierno del PP desde 2012 y otras necesidades futuras. A modo de ejemplo comparativo de lo que supone esta cantidad, en estos momentos están en el aire los 1.000 millones en que está prevista la financiación en cinco años de las medidas contempladas en el Pacto de Estado de Violencia de Género aprobado ayer en el Congreso. 

Por otra parte, es públicamente conocida la polémica que ha rodeado desde el inicio el diseño, la construcción y el funcionamiento a este modelo de caza, reconocida hasta por sus responsables. Los múltiples fallos han derivado en sobrecostes hasta el punto de que en estos momentos no se puede fijar el coste concreto de cada aparato, que en todo caso sería muy superior a los 200 millones de euros por cada unidad dotada de un equipamiento básico.