García Rubio advierte de que el peor aumento del paro en septiembre desde 2012 “muestra que la reforma laboral del PP no sirve para aprovechar el crecimiento económico”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida valora que la política laboral del Gobierno de Rajoy “sólo sirve para reforzar un modelo económico perverso que ahonda la influencia negativa de la estacionalidad y la dependencia de un sector turístico donde predomina la contratación precaria”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, valora que la subida de 27.858 personas paradas en el registro de los servicios públicos de empleo en septiembre “es un mal dato, sin matices, el peor en este mes desde 2012, con Mariano Rajoy entonces ya en el Gobierno”. Para García Rubio, estas cifras “muestran que la reforma laboral impuesta por el PP hace ya más de un lustro no sirve para aprovechar los mejores resultados de crecimiento económico. Sólo sirve para reforzar un modelo económico perverso que ahonda la influencia negativa de la estacionalidad y la dependencia de un sector turístico donde predomina la contratación precaria”.

El dirigente federal de IU detalla que la situación descrita “explica que el aumento de la afiliación media a la Seguridad Social sea incapaz de acoger el número de nuevos parados y demandantes de empleo”.

García Rubio destaca también que “la precariedad de la contratación sigue siendo un problema fundamental. Apenas 1 de cada 10 nuevos contratos es indefinido y, de entre ellos, sólo la mitad lo son a tiempo completo. De esta forma se mantiene la línea de empleos inseguros, con jornadas cortas y bajos salarios, sin que el Gobierno de Rajoy haga nada por evitar el continuo incremento del número de los denominados ‘trabajadores pobres’, cuyo salario no les permite llevar una vida digna”.

Para el responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida, la distribución sociológica de este nuevo aumento del desempleo “es también significativa. Crece mucho más el paro entre las mujeres que entre los hombres, así como entre los menores de 25 años que entre los mayores”.